Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Increíble pero real: la mejor manera de garantizar “precios cuidados” en aceite de girasol es eliminar las retenciones

Por el mayor aporte de recursos que generaría al “fideicomiso aceitero”.
Increíble pero real: la mejor manera de garantizar “precios cuidados” en aceite de girasol es eliminar las retenciones

La producción argentina de girasol viene cayendo en los últimos años porque el cultivo –que se siembra fundamentalmente en los barrios pobres del campo– no es viable con un derecho de exportación del 30% (que se aplica sobre el valor FOB de las ventas externas de aceite y pellets de girasol).

Lo insólito es que, en las actuales circunstancias, la falta de incentivos para sembrar girasol –promovida por las altas retenciones– conspiran contra el programa de “precios cuidados” instrumentado por el gobierno nacional.

Eso porque el precio de los aceites comestibles –con el girasol a la cabeza– en el mercado interno está subsidiado por un fideicomiso privado con control estatal (en el marco de un esquema denominado de “autocompensación privada”).

El sistema, implementado a fines de 2010, determina que el 1,2% del monto de todas las exportaciones argentinas de poroto de soja y de pellets/harina de soja y de girasol pasan a integrar el “fideicomiso aceitero”, por medio del cual se financia el subsidio a los aceites comestibles destinados al consumo interno (en el caso de los pellets/harina, el 1,2% se aplica sobre el volumen de ambos productos medido en equivalente grano).

Por ese motivo –por ejemplo– el precio en góndola del envase de 1,50 litros del aceite de girasol Natura en grandes cadenas de supermercados argentinas es actualmente de 13,7 pesos mientras que en supermercados de Montevideo ese mismo producto tiene un valor equivalente a 41 pesos argentinos.

El razonamiento entonces es muy sencillo: si se brinda un precio razonable, se promueve una mayor área de siembra de girasol y es posible así incrementar las exportaciones de pellets de girasol, lo cual, además de generar divisas (bien escaso), contribuye a alimentar el “fideicomiso aceitero” que, en definitiva, permite a los consumidores locales comprar al menos algo barato entre muchísimas otras cosas carísimas.

Las principales zonas productivas y fábricas procesadoras de girasol están localizadas en la provincia de Buenos Aires. Si esa provincia tuviese un ministro de Asuntos Agrarios que entendiese algo del tema, seguramente la cuestión del girasol figuraría en el tope del ranking de su agenda.

El último informe mensual de Ministerio de Agricultura de la Nación (Minagri) proyecta una producción argentina de girasol 2013/14 de apenas 1,90 millones de toneladas, una cifra 38,7% inferior a la del ciclo anterior.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Piden desregular el servicio de practicaje: representa tres dólares por cada tonelada de grano exportadaGolpe climático al garbanzo: dos heladas liquidaron parte de la cosecha prevista en un buen momento de preciosBrasil apuesta a una integración inteligente con China: Dilma Rousseff quiere que participen de la construcción de un ferrocarril bioceánicoSigue cerrada la exportación de trigo 2013/14 cuando faltan cuatro meses para el ingreso de la cosecha argentinaEl futuro de la lechería: tambos robotizados para “urbanizar” el trabajo ruralIncertidumbre climática a pleno: a menos de un mes del inicio de la campaña 2018/19 no es posible proyectar cuánto trigo se sembraráSéptimo mes consecutivo de subsidio agrícola para los tambos: cuenta regresiva para un posible cambio de escenarioEl HLB está cada vez más cerca de Tucumán: “Le pedimos al presidente que nos ayude a acelerar la concreción inmediata de barreras fitosanitarias”Fijaron un salario mínimo de 47.600 pesos para operadores de pulverizadorasEl precio de exportación del biodiesel argentino registró el nivel más bajo de los últimos tres años y medio: naciones africanas aprovechan el momentoEmpresarios que usaron tecnología comercial obtuvieron un ingreso adicional de 40 u$s/ha con el maíz tempranoContadores pidieron extender hasta 2018 la obligación de inscribirse en el “Registro de Tierras Rurales”: Afip aceptó prorrogarlo al 1 de noviembreNuevo pedido de auxilio desesperado al gobierno: “Algunos sectores y empresas están viviendo una situación límite en la que está en juego su futuro”Tamberos uruguayos cobran 0,44 u$s/litro por la recuperación de los precios internacionalesArgentina logró ganar un partido fundamental en el Mundial de la Soja al reflejar el diferencial de precios generado por la guerra comercialBuena noticia: esta semana no se prevén más precipitaciones en las zonas pampeanas afectadas por inundacionesDesastre agropecuario: siguen sin aparecer perspectivas de lluvias en las zonas pampeanas necesitadas de aguaNestlé lidera la baja de precios de la leche pagada a tamberos: “Cuando se hacen valer de esta manera dan tristeza”No alcanza todo lo recaudado por retenciones a la soja para cubrir la pérdida generada por los dólares a “precios cuidados” regalados por kirchnerismoA partir de enero de 2019 la Afip comenzará a realizar denuncias penales contra los frigoríficos que realicen facturas apócrifas para forzar el blanqueo de las carniceríasSe publicó el plan kirchnerista para asegurar el control total del sector agroindustrial: “Tendrá objetivos mucho más amplios que la Oncca o la Junta Nacional de Granos”Escándalo en Tostado por una auditoría que asegura que el ente sanitario gastó 246.000 dólares demásLa ola polar seguirá presente en lo que queda de la semanaRanking de empresas exportadoras de sembradoras: Rusia se mantiene como el principal comprador de equipos argentinosEn lo que va del año las exportaciones argentinas de tractores a Venezuela sumaron 2,0 millones de dólares: 88% menos que dos años atrásUn 52% del presupuesto del Ipcva se utilizó para fomentar las exportaciones de carne vacunaLa exportación argentina de arvejas cayó 67%: los precios registraron un máximo histórico de 1420 u$s/toneladaSe viene la Niña: la campaña 2016/17 será recordada como el ciclo en el que fallaron los principales pronósticos climáticos de mediano plazo