Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Volvimos a los ’90: la diferencia es que ahora la fiesta consumista la paga el campo argentino

Datos oficiales del BCRA.
Volvimos a los ’90: la diferencia es que ahora la fiesta consumista la paga el campo argentino

Volvimos a los ’90. La diferencia es que ahora la fiesta de importaciones y viajes estrambóticos las paga el campo argentino.

En lo que va del presente año la fiebre consumista –motorizada en buena medida por la inflación– promovió una mayor salida de divisas. Pero al no haber un plan para incentivar la producción agropecuaria –más bien todo lo contrario– el aporte de agrodivisas disminuyó.

En enero-septiembre de 2013 el ingreso neto de divisas (cobros por exportaciones – pagos por importaciones – utilidades giradas al exterior) generado por los sectores “oleaginosos y cereales” y “otras actividades primarias” fue de 23.323 millones de dólares (M/u$s) versus 26.345 M/u$s en el mismo período de 2012 (uno de los factores que explican esa merma es el derrumbe de las exportaciones de trigo).

En segundo lugar se ubicó el sector “alimentos, bebidas y tabaco” con 4579 M/u$s ingresados en enero-septiembre de 2013 versus 4792 M/u$s en el mismo período de 2012. Los datos corresponden al último Balance Cambiario publicado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

El tercer lugar del ranking fue para el sector “minería” con divisas ingresadas en el período por 2981 M/u$s contra 3363 M/u$s en los primeros nueve meses de 2012.

El aporte del sector minero es un fenómeno reciente. En 2004 el entonces presidente Néstor Kirchner dejó sin efecto la obligatoriedad de liquidar en el mercado local divisas provenientes de productos exportados por las compañías mineras. Pero a fines de octubre de 2011 Cristina Fernández de Kirchner restableció la obligatoriedad del ingreso de “la totalidad de las divisas” provenientes de las operaciones de exportación de empresas mineras que operen en el país.

Los demás grandes sectores de la economía argentina consumen muchísimos más dólares de los que generan y son “subsidiados”, en términos cambiarios, por el sector agroindustrial.

El problema es que, debido al tipo de cambio oficial artificialmente bajo promovido en el último año por el gobierno, las importaciones –tal como ocurrió a fines de los ‘90– se desbordaron.

En los primeros nueve meses de este año los rubros automotriz, industria química y comercio necesitaron “absorber” divisas por 13.758 M/u$s para poder desarrollar sus respectivas actividades. En el mismo período de 2012 esa cifra había sido de 12.130 M/u$s (ver planilla).

El sector energético también es deficitario. Y además se exacerbó la sangría de divisas promovida por la compra de maquinarias y equipos en el exterior (que se percibe como una oportunidad con el actual tipo de cambio oficial).

En 2011 el saldo cambiario turístico –divisas ingresadas por extranjeros menos divisas gastadas por argentinos en el exterior– registró un déficit de 1139 millones de dólares. En 2012 el saldo negativo fue de 4667 millones. Pero en los primeros nueve meses de 2013 el déficit alcanzó un récord de 6465 millones de dólares.

Para el sector minoritario de la población que puede ahorrar (o los integrantes de la clase media que deciden endeudarse para viajar) el “dólar turista” está baratísimo con respecto al dólar libre o “blue”.

La compra de paquetes turísticos y los consumos con tarjeta de crédito y débito en el exterior se realizan con un recargo del 20% sobre el tipo de cambio oficial. Pero la brecha entre el dólar “blue” y el oficial llegó a ser de casi un 100% en algún momento del presente año (actualmente la misma es del 57%).

En 2012 el gobierno nacional bloqueó de hecho la posibilidad de girar divisas al exterior. Pero en el presente año esa medida se descomprimió de manera parcial al permitir girar sumas por montos limitados (la mayor parte de las utilidades –278 M7u$s– fueron giradas por las empresas mineras).

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Sigue erosionándose el margen de los tambos con precios de la leche que no acompañan el crecimiento de los costos de producciónUn poco de la propia medicina: afectados por el bloqueo de Rodríguez Saá decidieron sitiar a la provincia de San Luis para intentar restituir sus derechos constitucionalesViene en camino otra ola polar que generará heladas intensas en el sur de la región pampeanaLa inflación láctea fue de 29,5% en el último año: nueve puntos más que el promedio de la canasta de alimentos básicosDécada perdida para el girasol: Argentina pasó de pelearle el liderazgo mundial a Ucrania a ser relegada al cuarto puesto del ranking por TurquíaCambio de tendencia: la mayor parte de los cultivares de soja registrados este año no cuentan con el evento IntactaPandemónium: las provincias que aplicaron las mayores restricciones para circular son las que perdieron la mayor cantidad de empleosLa inflación de la canasta cárnica vacuna está ocho puntos por debajo del promedio general de los alimentosÚltimos días para comprar aceite de girasol a precio regalado: se acaba la retención del 1,2% destinada a financiar el “fideicomiso aceitero”Dos operadores argentinos comenzaron a exigir contratos de compraventa de soja que habiliten el cobro automático de regalíasSe pagaron la totalidad de las compensaciones a sojeros del norte: quedaron 382 M/$ sin usar por falta de interesadosEn lo que va del año la recaudación por retenciones creció 128%: pero cayó el ingreso de todos los demás impuestosLa retención efectiva vigente en trigo alcanzó un récord de 50%: los principales perjudicados son los pequeños productoresOperación Carne Débil: un error de comunicación que puede costarle a Brasil pérdidas por miles de millones de dólaresGracias soja por los servicios prestados: la carne bovina volverá ser la principal fuente generadora de divisas en UruguaySorpresa: Scioli incrementó el Inmobiliario Rural sin previo aviso a través del aumento de la base imponible del tributoUruguay recuperó el stock de hacienda perdido por la sequía histórica: Argentina necesita 6,0 millones de cabezas para regresar al nivel presente en 2008Las importaciones argentinas de glifosato cayeron 35%: el valor promedio de ingreso es de 3,58 $/litroEl salario promedio registrado en el sector agropecuario argentino es de casi 8400 pesos brutosCuidado con presupuestar rindes altos en 2016/17: Aiello advirtió que “el desarrollo de la cosecha gruesa va a sufrir algunos eventos de pulsos secos”Marcha atrás: el Municipio de Arroyo Seco vetó el aumento de la “Tasa de Organización Portuaria”Descuento de cheques: entidades financieras versus mercado bursátilNo todo lo que brilla es grupo de calidad uno: pautas para elegir cultivares de trigoLacalle Pou quiere independizarse de facto del Mercosur para negociar por su cuenta acuerdos comercialesAlerta: el jueves habrá riesgo de heladas por el ingreso de una masa de aire polar sobre el sur de la región pampeanaComenzó a restringirse la comercialización de granos por el paro: ingresaron más de 1000 camiones a las terminales portuarias santafesinasSe evaporó el saldo exportable de trigo argentino: los precios internos tenderán a ubicarse en la paridad de importaciónPor la presión creciente de las malezas problemáticas un 22% de la superficie argentina de cebada dejó de sembrarse en directa