Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

El problema del biodiesel argentino comenzó con YPF: ahora la petrolera estatal es parte de la solución

Las causas del bloque comercial europeo.
El problema del biodiesel argentino comenzó con YPF: ahora la petrolera estatal es parte de la solución

No tiene sentido perder energías en algo que no tiene retorno: el biodiesel argentino quedó afuera del mercado europeo. Lo fundamental es entender cómo se llegó a esa situación y –más importante aún– qué podemos hacer para evitar que el daño se magnifique.

Todo comenzó en mayo de 2012 cuando los legisladores oficialistas (Frente para la Victoria + aliados) junto con sus pares de la UCR, Frente Amplio Progresista y Coalición Cívica aprobaron un proyecto –elaborado por el kirchnerismo– que dispuso la expropiación del 51% de las acciones de YPF en manos de la compañía española Repsol (que aún no cobró la indemnización correspondiente).

Los funcionarios kirchneristas que autorizaron la expropiación de YPF pensaron que la compañía sería una nueva fuente de recursos frescos. Pero se equivocaron: la ahora empresa petrolera estatal consumía mucho más dólares de los que generaba. Más que una solución terminó siendo un lastre.

Había entonces que buscar muletas para YPF. La primera medida tomada en ese sentido fue intervenir el mercado de biodiesel para abaratar el costo de producción local de gasoil vía subsidios indirectos proveniente del sector agroindustrial. Los ideólogos de esa movida se focalizaron tanto en los números de YPF que ni siquiera vieron que la intervención se llevaba puesto a todas las Pymes regionales elaboradoras de biodiesel.

La segunda muleta consistió en autorizar la importación de gasoil libre de la carga del 41% de impuestos específicos, los cuales, si bien no se pagan al traer el combustible, se trasladan al precio final pagado por los consumidores (lo que maximiza de manera descomunal la renta de las petroleras pero agrava la brutal sangría de divisas que está registrando la economía local).

En tales circunstancias, aunque parezca paradójico, es mucho más conveniente para las petroleras importar gasoil que incrementar el uso interno de biodiesel producido en el país para conservar la cada vez menor reserva local de divisas.

Mientras los responsables de la política económica hacían lo imposible por mejorar los números de YPF –más allá del impacto negativo que tales decisiones tuviesen en otros sectores productivos– en Europa comenzaba a gestarse el bloqueo comercial que se efectivizará de manera definitiva hacia fines de este año.

Luego de la expropiación de YPF las autoridades del gobierno español juraron venganza. Durante el año pasado hicieron varios intentos para devolver el golpe. Pero todos resultaron fallidos. Finalmente este año consiguieron el apoyo del gobierno central europeo para bloquear el ingreso de biodiesel argentino (dando curso a un histórico reclamo de los fabricantes de biodiesel europeos, los cuales, si bien son ultra ineficientes, surgieron a partir de incentivos oficiales comunitarios).

Cuando el misil europeo partió con destino al mercado argentino, los representantes de la industria local de biodiesel advirtieron que había que emprender –con urgencia– una política destinada a maximizar el uso interno del biocombustible. Teníamos la ventaja de tener el diagnóstico por anticipado y podíamos amortiguar el impacto de la enfermedad. Pero nadie los escuchó.

De hecho, en lugar de incrementar el uso interno de biodiesel, el gobierno lo redujo para alinearse con el reclamo de las filiales locales de compañías automotrices internacionales (que son deficitarias seriales de divisas).

La contracara del desastre ocurrido en el biodiesel es el empuje enorme que está registrando la industria local del etanol. La diferencia entre ambas realidades es que en el primer caso hubo muchas personas –con intereses contrapuestos producto de visiones diferentes– metiendo mano en el marco regulatorio del sector, mientras que en el etanol existe un solo actor (la Secretaría de Energía) cumpliendo ese rol.

Si en la Argentina hubiese un equipo económico profesional trabajando de manera coordinada, estaría más que claro que la industria del biodiesel es parte de la solución del problema. Y no un problema más entre todos los problemas que tenemos.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Alerta comercial: restringen cupos de maíz por un buque encallado en el Paraná a la altura de AlvearPeor que en el conflicto de 2008: la participación del Estado en la renta agrícola alcanzó un récord del 93,5%Datos oficiales: la intervención oficial promovió la desindustrialización del sector cerealeroEl salario neto promedio registrado en el sector agropecuario argentino es de 18.485 pesos: 46% inferior a la media nacionalBrasil redujo cuatro veces su déficit comercial lácteo: también comenzó a competir con Argentina y Uruguay en el mercado internacionalLa variedad de soja más sembrada en el ciclo 2016/17 tiene diez años de antigüedadTambos argentinos con subsidio agrícola: el valor de la leche medido en moneda maíz es 75% superior al que cobran productores uruguayosMal momento para tener una cosecha rércod: el precio del exportación del maní argentino registró el nivel más bajo de los últimos cuatro añosScioli desplazó a un técnico de la presidencia del Puerto de Quequén para reemplazarlo por un precandidato a intendente del Frente para la VictoriaEl precio de la leche en Uruguay cayó al nivel más bajo de los últimos dos años: igual sigue creciendo la producciónTamberos de Córdoba, Santa y Entre Ríos cobrarán subsidio de 0,50 $/litros: Buenos Aires no adhirió al régimen de compensacionesEmpresarios que usaron tecnología comercial obtuvieron un ingreso adicional de 40 u$s/ha con el maíz tempranoEl gobierno nacional adjudicó obras para reacondicionar el Canal San Antonio-Arroyo de las Tortugas por 568 M/$El gobierno nacional creará una “mesa de la maquinaria agrícola” presidida por Mauricio MacriCongreso 2014: una agenda legislativa que no considere los problemas del campo generará más costos que beneficiosTodos los patagónicos podrán comenzar a comer carne vacuna proveniente del norte de la región: pero con algunas restricciones comercialesPromesa: a los productores agrícolas que se porten bien le devolverán la totalidad de las retenciones de IVAEl gobierno corta aporte de divisas para importaciones: pero exceptúa de la medida a uno de los sectores con mayor déficit cambiarioControl comercial: interdictaron 440 toneladas de granos en Salta, Tucumán y Buenos AiresEE.UU: Syngenta deberá pagar a productores 217 M/u$s para compensarlos por “daños económicos significativos”Buena noticia: esta semana terminarán de recargarse los perfiles de muchas de las zonas productivas necesitadas de aguaCristina aseguró que es “absurdo exportar maíz e importar carne de cerdo”: una misión imposible con la actual distorsión de precios relativosIncreíble pero real: la mejor manera de garantizar “precios cuidados” en aceite de girasol es eliminar las retenciones Un sector industrial en problemas: Frigorífico Bermejo perdió 33 millones de pesos en el ejercicio 2015/16Una nación que crece: Mujica viaja el domingo a Finlandia para negociar la instalación de una nueva planta de celulosaSorpresa: EE.UU. revocó la autorización del evento Enlist Duo de Dow AgroSciences luego de aprobarlo un año atrásUruguay: buscan instrumentar mecanismos para evitar que los frigoríficos apliquen descuentos indebidos a los productores Lechería con expectativas moderadas: pocas probabilidades de que aparezcan noticias alentadoras en el primer semestre de 2018