Google+
Valor Soja »Actualidad

Se acabó la era de los commodities: la competitividad argentina ya no puede estar sustentada en el factor climático

Cuál es el desafío de la próxima década.
Se acabó la era de los commodities: la competitividad argentina ya no puede estar sustentada en el factor climático

Muchos economistas sostienen que la causa primigenia del descalabro monetario argentino reside en el crecimiento descontrolado del gasto público. Pero esa es sólo una parte de la historia.

El crecimiento sistemático del gasto público no es algo nuevo: viene dándose hace años. Y sin embargo los problemas graves aparecen ahora. ¿Por qué?

Sencillamente porque la estrategia económica argentina está sustentada en el supuesto de que los precios de los commodities agrícolas –principal factor generador de divisas– iban siempre a seguir subiendo.

Ese supuesto funcionó durante muchísimos años gracias a la emisión masiva de dólares realizada por la Reserva Federal de EE.UU. Estuvo a punto de colapsar en 2008, pero luego se recuperó hasta estabilizarse en el año 2011.

La noticia –mala noticia para nosotros– es que el fenómeno de los commodities comenzó a mostrar señales de agotamiento desde el año pasado (así lo muestran los principales índices de materias primas, tales como el Thomson Reuters/Jefferies CRB Commodity Index).

El año pasado zafamos porque una sequía imprevista e histórica en EE.UU., combinada con un error garrafal del USDA, disparó a niveles récord los precios internacionales de la soja. Pero en los últimos meses los precios de la oleaginosa comenzaron a descender en línea con la tendencia general del mercado global de materias primas.

Actualmente toda nuestra competitividad está sustentada en la expectativa de que llueva acá (para tener una buena cosecha) pero que deje de llover en alguna otra nación agrícola (para que los precios internacionales suban).

Durante muchos años el “factor precio” estuvo dado por el impulso especulativo promovido, a su vez, por la depreciación del dólar estadounidense. Pero esas subas –que en realidad eran ajustes de valor relativo respecto del patrón monetario de referencia mundial– tienen un límite que es tanto económico como político.

Las materias primas agrícolas, fuente de alimento y energía (biocombustibles), son un bien estratégico importado por muchas naciones gobernadas por dirigentes que no están dispuestos a quedarse de brazos cruzados ante un aumento sustancial de precios.

En tal escenario, la competitividad –para países exportadores de commodities como el nuestro– residirá en producir lo más barato posible para vender lo más caro posible. Para lograr eso será necesario no sólo ser los mejores produciendo, sino también transformando granos en alimentos para luego poder exportarlos en el marco de acuerdos de libre comercio.

Se trata de un desafío enorme. Requiere mucho tiempo antes de comenzar a ver resultados. Pero, una vez consolidado, es mucho más seguro que depender de las gotas de agua que caen o dejan de caer del cielo.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Los productores que vendieron maíz tardío en cosecha pudieron obtener un ingreso adicional de 1600 $/ha gracias al empleo de la tecnología comercialLarga vida a la soja: descendió la superficie asegurada con maíz y girasol a pesar de la quita de retencionesEl futuro llegó: en octubre China fue el segundo destino de exportación de carne bovina argentinaQué vuelva la alfalfa: investigador del Conicet asegura que la agricultura continua es responsable de las inundaciones recurrentesMalas noticias: China necesita comprar soja sudamericana barata para compensar las perdidas generadas con la mercadería estadounidenseLa exportación de sembradoras cayó más de un 50%: tres empresas concentran casi la mitad del negocioEsta semana se llueve todo en la región pampeana: alerta por tormentas intensas en la zona núcleoOperativo transparencia: la Afip comenzó a publicar un “mapa de precios de granos” con volúmenes operadosAlerta por tormentas intensas en el NOA: el jueves regresan las lluvias a la región pampeanaEn Santa Fe y Entre Ríos los productores se harán cargo de pagar el ajuste por inflación de los salarios públicosSe acabó la era de los commodities: las compañías cárnicas fueron una de las mejores alternativas de inversión en el último añoEl problema no es del cerdo sino de quién no comprende la importancia de las integraciones comerciales estratégicasEE.UU. habilitó el ingreso de limones argentinos gracias a la gestión de Macri: pero condicionó la compra a los estados del noreste del paísProductor bonaerense: llegó el momento de conocer a las cinco personas que pueden evitar que el gobierno provincial te desplume en 2018La devaluación se quedó corta: no fue suficiente para impulsar exportaciones argentinas de leche en polvoNuevo escenario político argentino: los operadores especulativos se preparan para recibir el impacto de ventas aluvionales de sojaRumores y amenazas por medios oficialistas: dos métodos que no funcionan para generar ventas de sojaBrasil: Aprosoja presentó ante la Justicia Federal una solicitud de nulidad de la patente Intacta de MonsantoEl miércoles regresan las lluvias sobre la región pampeanaMal momento para tener que vender soja sin coberturas: se destruyen los precios en Chicago por informe negativo del USDAPapá Noel llegó de Medio Oriente: una compañía estatal de Arabia Saudita compró el 20% del grupo brasileño Minerva por 188 millones de dólaresSe oficializó la emergencia agropecuaria para el oeste bonaerense por las inundaciones de octubreEl precio pizarra de la soja se tomó vacaciones: desde fines de noviembre se publicó en apenas tres oportunidadesLa retención efectiva vigente en trigo superó el 50%: vender un camión del cereal condición cámara pasó a ser misión imposiblePor un error de la corporación china Cofco la imagen del trigo argentino en el mundo resultó dañadaYa se cubrió un 86% del saldo exportable de maíz 2015/16: nadie se quiere quedar afuera del negocioEE.UU: cada vez más denuncias sobre ataques de una plaga a un maíz Bt de MonsantoChupate esa mandarina: Chile genera más divisas con las frutas que Argentina con el maíz