Google+
Valor Soja »Agricultura

Falleció Daniel Miró: un quijote moderno del sector agropecuario argentino

Tenía 60 años de edad.
Falleció Daniel Miró: un quijote moderno del sector agropecuario argentino

Ayer miércoles murió Daniel Miró a los 60 años de edad en la ciudad de Buenos Aires. Esta es, para muchos integrantes del sector agropecuario argentino, la noticia más importante del día.

Daniel Miró fue un quijote moderno. Creó una consultora –Nóvitas– dedicada a brindar asesoramiento comercial a empresarios agrícolas. El problema –para él y para muchos de sus clientes– es que Daniel nunca quiso vender recetas.

Cualquier consulta sobre cómo y cuándo vender tal o cual grano podía derivar en un análisis de los más diversos factores presentes en diferentes regiones del orbe. Hizo el mayor de los esfuerzos para que pudiésemos entender que detrás de las oscilaciones de precios de los commodities agrícolas habita una enorme cantidad de fenómenos –sociales, políticos, especulativos, monetarios– que sólo pueden comprenderse al ser analizados con una mirada global.

Muchos no entendieron o no quisieron entender: querían la receta. Nada más. Otros, en cambio, aceptaron el desafío de Daniel y, luego de cada reunión de trabajo, se llevaban muchas más preguntas de las que habían traído.

Ese proceso intelectual fue generando empresarios con un perfil profesional que, con el transcurso del tiempo, se fue alejando cada vez más del típico productor terrateniente. Esos empresarios –entre las muchas cosas que hicieron– transformaron la matriz productiva de diversas regiones uruguayas, paraguayas y bolivianas al encontrar en esas naciones oportunidades que no estaban presentes en su propio país de origen. Y algunos hasta se animaron a invertir en Brasil (nación que se encamina a ser el granero del mundo del presente siglo).

El conocimiento es un factor intangible que a veces es difícil de cuantificar. Pero probablemente nos llevaríamos una enorme sorpresa si pudiésemos medir el valor generado por el trabajo de aquellos profesionales encargados de hacer que otros visualicen la posibilidad de concretar algo que aún no existe.

A comienzos de diciembre de 2001 entrevisté a Daniel para elaborar un artículo que jamás llegó a publicarse por la vorágine de acontecimientos ocurridos apenas unos días después. Quizás este sea el momento de publicarlo: la entrevista contiene algunos conceptos de extraña actualidad (el texto se reproduce a continuación).

Ezequiel Tambornini

***************

“La solución es generar dólares y premiar a quienes los generan”

Los sectores que aportan divisas, como el agro y energía, son los únicos que pueden aportar recursos para solventar el enorme endeudamiento argentino. Tal es la visión del analista de mercados de granos Daniel Miró.

Daniel Miró es analista de mercados de granos en un momento en el cual lo único cierto es la más completa incertidumbre. Sin embargo, la situación que todos los argentinos estamos experimentando es quizás propicia para escaparse de lo inmediato y reflexionar sobre nuestro futuro. Y Miró es un hombre que siempre ha ejercitado una visión de faros largos sobre las cuestiones que hacen a su trabajo de todos los días.

“Nada nos impide que podamos enseñarle a nuestros hijos cómo debería ser la vida de ellos en el futuro para que no tengan que vivir algo semejante al espectáculo dantesco que hoy estamos viviendo”, apunta Miró.

¿Qué siente cuando se levanta a trabajar todas las mañanas?

Yo soy de los que piensan que muchas de las cosas que hoy estamos viviendo no son casuales. La facilidad con que la Argentina puede generar riquezas, en vez de haber sido una bendición, terminó transformándose en algo que nos ha perjudicado.

Nos hizo facilistas.

Sí, nos hizo creer que la riqueza no es el producto del esfuerzo continuado y de una forma de vivir en la cual se privilegia al ahorro y al cuidado del futuro.

También tiene que ver la estrategia de un país…

Muchos dirigentes argentinos siguen pensando que nuestro país es rico. Pero la riqueza no es el resultado de los recursos naturales de un país, sino esencialmente el producto del trabajo disciplinado de una población; eso es lo que hace próspera a una economía. El capital no es otra que el trabajo acumulado. El falso concepto de que el capital es de los capitalistas y de que las personas se dividen entre quienes tienen capital y quienes tienen trabajo; eso no tiene que nada que ver con la economía global en la que estamos viviendo.

¿Qué papel juega el trabajo entonces?

Mi gran preocupación en la Argentina hoy tiene que ver con la cuestión de la importancia del trabajo en la vida del hombre. La realidad es que nadie es digno por el solo hecho de ser rico, así como nadie es menos por ser pobre. Lo importante es que las personas puedan satisfacer una de las necesidades más profundas, que es que puedan aportar el producto de su esfuerzo a la comunidad en la que viven y que eso sea valorado. Pero con una tasa de desempleo como la que tenemos, nosotros estamos violando un elemento central de la vida humana y esto quita entusiasmo para hacer cosas, cuando uno de los factores que hacen que una economía prospere es el entusiasmo de la gente por hacer cosas.

¿Cuál fue su reacción frente a las medidas económicas? (“corralito bancario”)

Esas medidas que se han tomado son violatorias de los derechos constitucionales. La gente puede preguntarse legítimamente si a partir de esas medidas va a poder disponer libremente del producido de su trabajo. Esta es una pregunta importante, porque si la respuesta es no o no sé, la siguiente pregunta es si tiene sentido persistir en el esfuerzo de generar riqueza en un país que funciona bajo esas condiciones.

El Estado nos está diciendo que no valora nuestros ahorros…

No los respeta y condiciona su uso; pero condicionar a una persona en el uso de su ahorro es invitarlo a que no ahorre más o que se vaya y ahorre en otro lado.

Todo por mantener una apariencia de algo que no ya no existe…

Todo por querer sostener un determinado régimen, donde el costo de querer sostenerlo ya excede la propia lógica del sistema. Se podrá argumentar que es una situación de emergencia y que todos tenemos que colaborar. Pero es muy raro que en un régimen donde están en vigencia las libertades personales de los ciudadanos, se adopten medidas de este tenor. Esto es asombroso y también es asombroso que no aparezcan reflexiones de fondo sobre este tema.

Se trata más bien de una actitud pasiva.

Es que si el ciudadano no encuentra a alguien que hable por él, termina tragándose cosas que son intragables y esto no es bueno. Por más que un proceso de bancarización sea conveniente para un país, el mismo tiene que provenir del convencimiento de la gente y no de algo impuesto. Se trata de una actitud irracional de la cual no va a provenir nada bueno.

¿Entonces?

El problema de fondo proviene de la falta de disciplina de la Argentina en su gasto público y esto no es el producto de una dirigencia equivocada, porque las dirigencias nunca son independientes del pensamiento de la sociedad a la que pertenecen; este es un error conceptual. La principal lección de esto será que la mayor parte de la gente terminará dándose cuenta del enorme daño que generó el excesivo gasto público. En este sentido, en algunas ocasiones hay que esperar que ocurran cosas dolorosas que nos enseñen.

¿Cómo impacta esto en el empresario agropecuario?

El empresario agropecuario tiene un cierto privilegio en este contexto. En un país como el nuestro, lo que habría que decir es “si usted trabaja para generar dólares, va a ganar más dinero que si trabaja para no generarlos”. Porque la realidad es que la Argentina quedó entrampada en un régimen de convertibilidad. Los países más avanzados cuentan con flexibilidad en su tipo de cambio, porque esto permite una mejor asignación de los recursos, balanceando –según las necesidades– exportaciones con importaciones.

El agro, si bien se trata de un sector atomizado, en conjunto es una suerte de “corporación” gigante, pero no es tenida en cuenta por el gobierno…

El agro no se ha organizado. Habiéndose transformado el sector hacia modelos que hoy están mucho más cerca del empresario moderno que del terrateniente, el sector agropecuario no ha logrado organizarse de una manera que sea operativa para la sociedad corporativa en la que están inmersos.

Si el peso relativo del sector agropecuario en la economía argentina es tan importante como el del sector energético, ¿por qué tanta desarticulación?

Más que una desarticulación, yo hablaría de una falta de organización de la dirigencia agropecuaria. En todo sentido. Por ejemplo: en nuestro sector todos los empresarios deberían hablar inglés y viajar para buscar permanentemente oportunidades de colocación de productos y esto no se da, más bien se mueven como si nuestros clientes estuvieran adentro del país; pero por lo menos el 75% de todo lo que nosotros vendemos se comercializa afuera y nuestros interlocutores han sido siempre grandes empresas internacionales.

De hecho, la boca de la salida de los granos está en buena medida en manos de grandes compañías internacionales.

Exacto. Y las grandes empresas nacidas en la Argentina, como Arcor o Aceitera General Deheza, siempre han estado en desigualdad de condiciones en relación a las empresas de origen extranjero por factores económicos locales. Y el origen de esta desigualdad siempre fue producto de la falta de restricción del gasto público, con un “viva la pepa” de endeudamiento. Hasta que el mundo nos dice: las cosas no funcionan de esa manera y ahora ustedes tienen que pagar sus deudas. ¿Cómo se sale de ese problema?

No lo sé…

Trabajando, generando dólares y premiando a quiénes los generan. El agro sigue siendo el sector que genera alrededor del 50% de las divisas que ingresan a la Argentina. El tema es que la clase dirigente sigue teniendo el falso concepto que tenían los que gestaron los mecanismos de retenciones: no importa cuánto castigues al agro, porque va a seguir produciendo de todas formas. Pero esto ya no es válido, porque el agro tiene la misma movilidad que tienen los demás sectores de la economía; hoy el grueso de la dinámica en el sector proviene de gente que no es propietaria de la tierra y muchos de estos empresarios están estudiando la posibilidad de irse a Brasil para producir; la gente ingeniosa y emprendedora va a ir adónde la dejen trabajar, porque esa es la historia del mundo.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El gobierno ajustó por inflación la categorización de Pyme agropecuaria: el nuevo límite es de hasta 230 M/$Irán se convirtió en el primer comprador de arroz blanco argentino luego de una interrupción de dos décadasEl gobierno eliminó la exención impositiva vigente sobre la importación de combustibles: buena noticia para el biodieselEl precio de los fertilizantes fosforados está barato medido en valor sojaLos tambos robotizados en Australia no llegan a cubrir un 1% de la producción nacional luego de 13 años de introducción de la tecnología¿Qué pasaría si no se pudiese utilizar más el glifosato?Más allá del Margen Bruto: desarrollan el primer “tablero de riesgo agrícola” para estimar probabilidad y magnitud de resultados económicos por cultivoEl gobierno dejó a Federación Agraria sin su principal fuente de ingresos: no podrá emitir más certificados C1116La variedad de soja más sembrada en el ciclo 2016/17 tiene diez años de antigüedadLa fábrica de futuros novillos es la categoría más golpeada: el precio de las terneras medido en valor maíz cayó un 38%El trigo de alta calidad panadera volvió a registrar un nuevo récord para superar a la soja: 4500 $/toneladaManí blancheado: un producto sin retenciones que registró un aumento de precio del 90% en los últimos dos añosSe creó la Reserva Natural Silvestre Patagonia: un foco de conflicto con los empresarios agropecuarios de Santa CruzLos operadores especulativos siguen apostando todo al maíz: pero comenzaron a mostrar dudas en sojaMercosur insólito: gracias a Cristina los paraguayos lograron duplicar el volumen de soja industrializadaDos compañías podrán importar tecnología libre de aranceles para automatizar procesos agroindustriales por 2,0 millones de dólaresPara qué se usan los dólares del campo: Tierra del Fuego consumió más de 17.000 M/u$s para ensamblar productos carísimos sin pagar impuestosAlerta biológica: más del 70% de las variedades de soja inscriptas en 2017 tienen el evento Intacta de MonsantoKicillof aceptó liberar un cupo adicional de un millón de toneladas de trigo 2014/15: la medida no tendrá impacto en el mercadoOrgullo en Brasil por la reapertura del mercado estadounidense de carne fresca bovina: silencio en la ArgentinaEl precio de los vientres ya incorpora el “factor político” del próximo cambio de gobierno aunque sólo un candidato garantiza la liberación del cepo ganaderoAiello: “Hoy es más evidente entender qué va a pasar en la cosecha gruesa que lo que va a pasar en la fina”Lluvias en las regiones bonaerenses necesitadas de agua: última chance para salvar lo que queda de los cultivos de gruesaSe acabó la semilla de girasol alto oleico en el sudeste bonaerense: uno de los últimos refugios de la campaña agrícola 2014/15 Caída por dos: se profundiza el descenso del precio de exportación de la leche en polvo con menos ventas por el “cepo lácteo”Los empresarios que utilizaron tecnología comercial podrán vender maíz tardío con un ingreso adicional de casi 1900 $/haBomba de tiempo en la zona núcleo pampeana: campos arrendados con valores elevados necesitan sacarse la lotería climática para evitar pérdidasLa mayor parte de los gremios de los que depende la actividad agroindustrial se adherirán al paro nacional