Google+
Valor Soja »Agricultura

El gobierno intentará suavizar la intervención del mercado de biodiesel para evitar la destrucción del sector

Moraleja: no se pueden cobrar retenciones a un producto que se deja de exportar.
El gobierno intentará suavizar la intervención del mercado de biodiesel para evitar la destrucción del sector

Los funcionarios del gobierno nacional que en agosto decidieron incrementar los derechos de exportación al biodiesel descubrieron –en unas pocas semanas– que toda medida de esas características es útil siempre y cuando el bien gravado no desaparezca del mercado.

Y eso fue precisamente lo que ocurrió con el biodiesel: en lo que va del mes de septiembre las exportaciones del biocombustible se derrumbaron a niveles insólitos.

De esa manera, para intentar estimular las ventas externas de biodiesel, hoy jueves el gobierno publicó un decreto en el Boletín Oficial (1719/12) por medio del cual se pretenden generar condiciones más propicias para la industria exportadora del biocombustible.

Recordemos: el 10 de agosto la retención efectiva sobre el biodiesel, hasta entonces del orden del 14%, se incrementó al 24%, al tiempo que al precio oficial del biocombustible destinado al cupo interno (mezcla del 7% con gasoil) se le pegó un mazazo para plancharlo en 4405 $/tonelada cuando, según la normativa vigente, debería haberse ubicado en 5400 $/tonelada.

El nuevo decreto indica que ahora el derecho de exportación se calculará a partir de una fórmula que contiene sólo dos variables: los “costos totales más retorno sobre el capital total empleado” y el “precio de referencia del biodiesel”.

El cálculo de ambos precios estará a cargo del propio gobierno nacional (más precisamente de la “Unidad Ejecutiva Interdisciplinaria de Monitoreo”). El precio del biodiesel destinado al mercado –dice el decreto– ahora será equivalente al “precio de referencia deducido el monto del derecho de exportación”.

Pero todo lo anterior sólo será aplicable a las empresas que “mantengan o incrementen la planta de personal teniendo como base de referencia el mayor número de empleados registrados durante el mes de diciembre de 2011 y que no apliquen suspensiones sin  goce de haberes”.

La reducción del precio del biodiesel destinado al cupo interno provocó además que muchas Pymes dedicadas a elaborar el biocombustible pasaran a ser inviables. El decreto 1719/12 reconoce que “dicha situación generó que algunas empresas manifestaran su imposibilidad de continuar en la actividad, con el consiguiente impacto negativo para los puestos de trabajo en el sector”.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Macri prometió cuadruplicar el magro presupuesto asignado al régimen de subsidios forestales: piden cambiar pagos directos por un bono fiscalAtención tamberos: con tasas de interés estratosféricas el plazo de cobro es tan importante como el precioLos dólares del campo siempre están: el ingreso neto de divisas aportado por la agroindustria en el primer bimestre del año superó los 3500 M/u$sEl próximo jueves comienza a regir el SISA: empresarios agrícolas tendrán un mes para subsanar inconsistencias tendientes a mejorar su “scoring”Los supermercados tienen cada vez menos participación en la venta de lácteos: no pueden competir con comercios barrialesDesindustrializar la ruralidad: la molienda argentina de trigo aún no pudo superar los niveles presentes en 2007El gobierno chino condicionó una mayor apertura comercial para alimentos argentinos al destrabe de las obras destinadas a construir las represas de Santa CruzSe acabó la paciencia: productores bonaerenses rechazaron la propuesta de emergencia agropecuaria realizada por el gobierno de VidalPaís federal: este año el gobierno nacional cobrará retenciones por 850 millones de pesos a productores de soja mayormente fundidosLa mayor parte de los sectores agroindustriales que lideran la destrucción de empleo no fueron incluidos en la rebaja de aportes patronalesLa Afip intimó a cuatro exportadores de mezclas no alimenticias que contengan soja a pagar reajustes de retenciones por 2,38 M/u$sReglamentaron el procedimiento oficial para aprobar sistemas de análisis de semillas: la evaluación podrá requerir hasta cuatro mesesEn el primer semestre las importaciones de tractores cayeron un 24%: a qué valor están ingresando los equiposPor la baja proporción del negocio exportador la devaluación termino siendo perjudicial para la cadena láctea: tamberos cobran apenas 0,25 u$s/litroAlerta comercial: fondos potencian apuestas bajistas ante la posibilidad de un derrumbe de la demanda china provocada por la fiebre porcina africanaEl valor de los commodities registró el nivel más bajo desde 2002: capitales especulativos se posicionan frente a un cambio del mercado monetarioEl gobierno nacional cree que la solución para los inundados del sur de Santa Fe está en el Paraná con una inversión de 10.000 M/$“El biogás tiene potencial para reemplazar toda la importación argentina de gas”Esta semana tampoco habrá lluvias importantes en ninguna región productivaLa olivicultura también quiere ser parte del gradualismo: un sector en el cual la suba de tarifas se aplicó sin anestesiaLa dirigencia agropecuaria brasileña volvió a solicitar independizarse del Mercosur para negociar acuerdos de libre comercio sin condicionamientosEl gobierno aprovechó la debilidad de las economías regionales para intentar perjudicar a Coninagro: nuevo capítulo del “plan venganza”Se vienen varios días con precipitaciones acumuladas de hasta 100 milímetros en la zona pampeana y el NOAAlerta: entidades bancarias suspenden la oferta de créditos subsidiados de “inversión productiva” para compra de maquinaria agrícolaLos fondos especulativos que operan en Chicago lideran la carnicería: las posiciones netas en soja son las más bajas desde febrero Creció el número de productores que hacen refugios en maíz: pero la mayor parte sigue usando la tecnología de manera irresponsableSanCor aseguró que “se encuentra trabajando en el desarrollo de diversas líneas de acción para afrontar los desafíos que se le presentan”Supermercados, Estado y trabajadores lácteos siguen sin enterarse de la crisis lechera: crujen tambos e industrias