Google+
Valor Soja »Actualidad

Cuidado con alegrarse antes de tiempo: el factor financiero sigue siendo desfavorable para los granos

La apreciación relativa del dólar estadounidense es una señal negativa para el mercado de commodities.
Cuidado con alegrarse antes de tiempo: el factor financiero sigue siendo desfavorable para los granos

Muchos empresarios agrícolas están recalculando presupuestos de la campaña 2012/13 con los precios actuales de la soja. Pero faltan diez meses para la cosecha local de la oleaginosa y, en ese período, pueden pasar muchas cosas (tanto buenas como malas).

El precio de la soja volvió a la tapa de los diarios gracias a la seca estadounidense. Lo que aún no volvió es un marco financiero global favorable para las materias primas.

Veamos. Durante muchos años el factor monetario internacional fue un componente alcista esencial para “sostener” los precios de los granos. Pero este año eso cambió.

Desde mayo de 2012 el valor del dólar estadounidense versus el euro comenzó a subir a partir de la creciente pérdida de confianza que viene registrando la moneda comunitaria.

La cuestión es que los commodities (materias primas básicas), al estar denominados en dólares estadounidenses, tienden a registrar una evolución inversa al valor relativo del dólar. De esta manera, entre mayo y junio pasados los índices de commodities registraron una fuerte caída en línea con la apreciación del dólar.

Esa tendencia se revirtió en julio a partir de la estampida de precios experimentada por los granos en el mercado de Chicago (como los alimentos ahora también son energía gracias a los biocombustibles, esas alzas también contagiaron a los commodities energéticos).

Sin embargo, los metales preciosos –como el oro– o industriales –como el cobre– vienen registrando una clara tendencia bajista. Otros commodities, como el cacao o el algodón, no muestran señales de precios favorables.

El Baltic Dry Index (un índice que refleja la evolución del precio de los fletes marítimos de commodities a nivel global) tampoco está indicando una recuperación sustancial de la demanda de materias primas básicas.

Este fenómeno no tendría importancia alguna si viviésemos en un mundo gobernado por autoridades monetarias responsables. Pero el hecho es que, gracias a la súper emisión de dólares instrumentada a partir de 2008 por la Reserva Federal de EE.UU. (quantitative easing), existen muchísimos más dólares que bienes y servicios reales. Y esa brecha enorme es un catalizador gigantesco de la especulación financiera (que en el mercado de commodities agrícolas se expresa fundamentalmente a partir de la intervención de los hedge funds).

Por lo tanto, antes de comenzar a contar los billetes de una soja que aún no se sembró, sepamos que, más allá de las relaciones de oferta y demanda mundial de granos, las relaciones de precios de los commodities se expresan en un marco financiero que puede generar algunas sorpresas inesperadas.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

No tan gracioso: todos los argentinos están bajo el efecto del #RayoPeronizadorAmpliaron el plazo de liquidación de divisas a 16 empresas agroindustriales (dos de las cuales son molinos de Chacabuco)Incendio premeditado: las especialidades agrícolas producidas en el NOA siguen gravadas con altas retenciones a pesar de generar una recaudación insignificanteSe vienen varios días con precipitaciones acumuladas de hasta 100 milímetros en la zona pampeana y el NOAEl martes se prevé el ingreso de una nueva ola polar: alerta por heladas intensas en la mayor parte de las regiones productivasTemor en la industria láctea argentina por un pagadiós venezolano ante un eventual quiebre de relaciones bilateralesScioli se comprometió a garantizar el subsidio petrolero a gobernadores de zonas productoras de hidrocarburos: nadie defiende a las provincias agrícolasOtro regalo asiático: el precio promedio de exportación de la leche en polvo argentina sigue superando los 5000 u$s/toneladaPeor que falta de recursos es la ausencia de ideas: cómo hacen los uruguayos para contener crisis lecheraSan Luis: volvieron a clausurar un molino harinero quebrado que había cedido sus instalaciones sin autorizaciónApareció un aceite de girasol de “alto rendimiento” (comienzan a buscar alternativas para saltear el corralito intervencionista)Se acabó la magia: el aumento superior al 400% del subsidio a los forestadores se trató de un “error involuntario”Guerra comercial: “Habrá oportunidades para Brasil y Argentina”Cayeron las exportaciones de leche en polvo en el mejor momento para vender: los precios superaron los 5000 u$s/toneladaLas exportaciones argentinas de yogures cayeron un 20%El fin de semana un nuevo frente frío comenzará a avanzar sobre el centro del paísLlegó el frente de aire polar para generar formación de heladas en las principales regiones productivasComenzaron a repuntar los precios de exportación de la leche en polvo argentinaLas otras retenciones: para comprar camionetas los productores pagan un “derecho de exportación” equivalente al de los cerealesDerrumbe por dos: en lo que va del ciclo 2013/14 las exportaciones argentinas de garbanzo cayeron 34% con precios bajísimosCorporación finlandesa anunció planes para instalar la tercera industria en Uruguay: la nación oriental va camino a transformarse en una potencia celulósicaEl gobierno de Santa Fe acusó a Buenos Aires de “levantar una muralla” para agravar la inundación en la zona de influencia de La PicasaSalió la actualización de tarifas referenciales de fletes con un ajuste de hasta el 32%: ya no serán de uso obligatorioEl precio de una botella de aceite de girasol en Montevideo es tres veces superior que en Buenos Aires gracias a una retención invisibleLa certificación agrícola sigue siendo percibida como un lujo: no está en la agenda de la mayor parte de los productoresLas lluvias llegaron en el momento justo para el maíz tardío: pero buena parte de la primera tanda del cultivo ya se perdióAlerta comercial: viene en camino un nuevo conflicto sindical por las paritarias de trabajadores aceiterosEn el último año el precio de la leche medido en moneda maíz subió un 39%: casi le gana a la inflación