Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Trigo: llegó el momento de dar un salto cualitativo

El mercado no ofrece incentivos para producir cultivos diferenciados por calidad.
Trigo: llegó el momento de dar un salto cualitativo

Los empresarios agrícolas, luego de la eliminación del ROEs y derechos de exportación, nos volcamos nuevamente con entusiasmo a producir trigo. En apenas un año la producción argentina pasó de 11,3 a 18,3 millones de toneladas (¡un 62% más!) y se duplicó la facturación de la cadena de valor triguera. Pocas industrias pueden decir que tienen semejante capacidad de reacción.

Pero ahora llegó el momento de buscar acompañar el aumento de volumen físico con más valor para nuestra producción. Tenemos que trabajar en el salto cualitativo. Para eso es necesario dejar de conceptualizar al trigo como un commodity, porque, de hecho, no lo es: el trigo requerido para elaborar pan lactal es diferente al necesario para producir masa para tartas, galletitas o recursos forrajeros. No hay trigos mejores ni peores: solo necesidades industriales diferentes. En definitiva, calidad es lo que el cliente quiere. Y el cliente –ya sea local o externo– quiere un producto homogéneo para un uso industrial especifico.

Queremos ser el “supermercado del mundo”. Esa es una visión posible e inspiradora, pero sin la acción correspondiente seguirá siendo solamente una ilusión.

Argentina viene insistiendo con una política ambigua. Por un lado, se alienta al productor a sembrar diferentes calidades de trigo, apuntando a más proteína y calidad panadera, y luego el reconocimiento de ese esfuerzo no se refleja en los diferenciales de precios que paga la molinería en el mercado interno (que compra un tercio de la producción nacional). Y para el caso de exportación, que compra los dos tercios restantes, los diferenciales son solo ocasionales, no una regla general, y menos aún una estrategia de inserción comercial.

Para poder dar el salto cualitativo, es indispensable que los empresarios agrícolas comiencen a recibir el valor agregado en cada uno de los segmentos de calidad presentes en la cadena triguera. De lo contrario, el mensaje que está dando el mercado en la actualidad es siembren pensando solamente en maximizar rindes.

Los empresarios agrícolas tenemos plena capacidad para producir y segregar en chacra, de manera profesional, diferentes especialidades, tales como cebada cervecera, maíz colorado (destinado a la elaboración de cereales para desayuno) o girasol confitero. Eso mismo también es posible instrumentarlo en el caso del trigo.

Trasladando de manera transparente los premios pagados por las distintas calidades de trigo a los productores, vamos a alentar la segregación, generar competencia y, en definitiva, aumentar el valor agregado de nuestro trigo en su conjunto.

Santiago del Solar

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Exportadores apuestan a un mercado bajista: no registraron ventas de ni una sola tonelada de trigo 2016/17A rezar: en los próximos días no se prevén lluvias importantes en el sector sur de la región pampeanaEl trigo premium se llegó a pagar más de 4000 $/tonelada: la contrapartida de ese valor es que el cereal forrajero es el parámetro comercial de la campaña 2015/16Urbanizar una vivienda rural tiene un costo de 175.000 pesos: una necesidad creciente para conseguir gente dispuesta a trabajar en el campoEl maíz convencional será el ganador de la campaña 2012/13: pero tendrá que compensar las pérdidas generadas por la sojaQuerida volatilidad: operadores especulativos suben apuestas alcistas en soja para ubicarlas en el nivel más elevado de los últimos dos añosEl gobierno creará una plataforma para transparentar las condiciones de todas las operaciones de venta de productos vitivinícolasArgentina ya declaró el 85% del cupo de exportación de trigo autorizado: EE.UU. vendió a Brasil un volumen ocho veces superiorPolítica versus realidad: en lo que va del año la crisis lechera aún no se pudo tratar en la Comisión de Agricultura y Ganadería de DiputadosLas internas pesan más que lo institucional: por una pelea entre dirigentes agropecuarios se violó la ley fundacional del IpcvaProvincias se suman a la avalancha burocrática para complicarle la existencia a los empresarios agropecuariosEl gobierno se “encanuta” ROE de cereales que podrían generar más de 550 M/u$s: para Kicillof el aporte de divisas es responsabilidad exclusiva del complejo sojeroAtención ganaderos: “En diez años podríamos estar comiendo carne sin necesidad de matar animales”Gracias productores: con los rindes de soja logrados en la zona núcleo muchos pagarán casi lo mismo de retenciones que el año pasado a pesar del derrumbe de preciosAlerta climática: siguen sin aparecer perspectivas de precipitaciones importantes en la región pampeanaComenzaron a ingresar grandes cantidades de tractores importados: guía de precios para evitar abusos comercialesPollos: el consumidor argentino paga más que el comprador extranjeroRenta cuidada: el precio en góndola de los quesos blandos es 150% superior al de salida de fábricaEl tamaño importa: el megatambo de Adecoagro vende leche a un precio de 0,45 u$s/litroOperadores especulativos siguen liquidando a dos manos posiciones en soja: los productores sin coberturas están en el hornoEl peor momento para vender trigo: por el cierre del mercado de exportación los productores pierden 100 $/toneladaRusia volvió a impulsar las exportaciones argentinas de carne bovina: en septiembre se acabó la buena racha por el cepo de Comercio InteriorNestlé y Mastellone Hnos se ubican en los últimos puestos del ranking de lealtad tamberaEl precio promedio de exportación del maíz pisingallo argentino cayó al nivel más bajo de los últimos dos añosPor la mayor competencia se licuó la participación de la Toyota Hilux en el mercado argentino de camionetasMacri y Massa prometieron “precio lleno” para el trigo: productores ahora esperan que las ofertas 2015/16 contemplen el factor políticoUn rumor sobre pesificación obligatoria de depósitos en dólares paralizó al mercado de futuros agrícolas Flojos para las excusas: durante todo el año el aceite de soja brasileño fue más caro que el argentino