Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Basta de vender humo: para potenciar exportaciones a China no se necesita a Alibaba sino un Tratado de Libre Comercio

Un factor de competitividad clave para acceder al mercado asiático.
Basta de vender humo: para potenciar exportaciones a China no se necesita a Alibaba sino un Tratado de Libre Comercio

“Las plataformas de Alibaba (Group) van a ser designadas como canales oficiales por el gobierno argentino, que también va a proveer de soporte online y offline a los productores de vinos nacionales en China. Dichos canales recibirán apoyo con campañas para aumentar la conciencia y la educación sobre la cultura argentina del vino y la promoción de relaciones entre comerciantes de los diferentes países”.

Esta cita textual de un comunicado oficial es puro humo. Hacer un acuerdo con la mayor corporación de comercio digital de China (y del mundo) sin tener las condiciones necesarias para exportar vinos de manera competitiva a ese mercadazo, es sólo una expresión de deseos (en el mejor de los casos) o una broma (en el peor).

China es actualmente el principal comprador de vinos chilenos envasados. En el primer trimestre de 2017 un 14,9% del total de las ventas del período (324 M/u$s) correspondió a colocaciones realizadas en ese mercado asiático, seguido por EE.UU. (11,9%) y Japón (11,2%), según datos oficiales.

La principal ventaja competitiva de los vinos chilenos en China es un Tratado de Libre Comercio (TLC) que permite que el producto trasandino ingrese a ese mercado libre de aranceles y restricciones aduaneras. Es decir: la principal ventaja es fruto de una tecnología intelectual.

En pocos días el presidente Mauricio Macri viajará a China para oficializar el financiamiento destinado a construir dos nuevas centrales nucleares en territorio argentino. Se trataría de una oportunidad única, además, para comenzar a sentar las bases de un TLC entre ambas naciones.

Si hubiese que elegir un solo indicador para definir el fracaso de la política económica argentina (combo de proteccionismo, sustitución de importaciones y despilfarro de fondos públicos), seguramente sería el déficit comercial que registra el país con China (1758 M/u$s en el primer trimestre de este año según datos oficiales del Indec). Resulta insólito que un pequeño país especializado en la elaboración de alimentos tenga un déficit comercial tan abultado con el mayor comprador de alimentos del mundo.

En los últimos meses funcionarios del gobierno nacional están promoviendo readecuaciones salariales para incrementar la competitividad industrial. Un TLC con China, además de incrementar las exportaciones, permitiría readecuar el precio interno de los bienes básicos para alinearlos con los (pauperizados) salarios argentinos. Se acabaría –es cierto– el reinado de los empresarios truchos que viven de esquilmar a los consumidores argentinos de indumentaria, electrodomésticos y artículos digitales. Pero lo justo, en la actual coyuntura, es que el ajuste sea para todos. No sólo para algunos.

Luego de más de una década de cavernícolas en el gobierno diciendo que había que cerrar las exportaciones para garantizar la seguridad alimentaria, lo que viene a continuación, quizás, sea difícil de comprender para bastante gente. Igual hagan el esfuerzo. Un TLC con China (o con cualquier otra nación complementaria de la economía argentina) permitiría además tener alimentos más baratos para los argentinos, porque, al ampliar la base de clientes, los empresarios tendrían muchas más herramientas para subsidiar al consumo local.

Basta con mirar lo que sucede con Conaprole en Uruguay. La cooperativa láctea, que exporta la mayor parte de su producción, puede darse el lujo de vender a los consumidores orientales leche entera en sachet a un precio en góndola equivalente a 12 pesos argentinos por litro, mientras que el sachet más barato de Mastellone Hnos (empresa que concentra la mayor parte de sus ventas en el mercado interno) se vende a un precio minorista de 22 pesos/litro. Esa es una de las razones por la cual la primera línea del gobierno uruguayo está realizando grandes esfuerzos para negociar un TLC con China.

En el primer trimestre de este año las ventas a China de vinos argentinos envasados sumaron apenas 3,5 millones de dólares (equivalente al 2% del total del período), según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino. La principal razón de tan pobre performance es el arancel del 14% que los vinos argentos deben abonar para poder ingresar a ese mercado.

El actual esquema económico argentino está completamente agotado: el tercio de la población argentina que no tiene ingresos suficientes ni siquiera para alimentarse puede dar testimonio de eso. Igual se puede seguir profundizándolo. O podemos cambiar. Lo que no se puede hacer es seguir vendiendo humo.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Hasta el lunes seguirá presente el mal tiempo en el norte del país: se vienen lluvias abundantes en el sur de la región pampeanaAlerta trigo: el martes se prevé la formación de heladas en la principal región cerealera argentinaEl fin de semana regresan las lluvias: alerta por un nuevo episodio de tormentas intensasEl bloqueo europeo es lo de menos: el gobierno redujo a casi nada la participación de las grandes industrias en el cupo interno de biodiesel El gobierno eliminó las retenciones a las exportaciones de gas licuado para “continuar incentivando las inversiones”: el agro sigue esperandoLa cantidad de nuevas semillas de maíz inscriptas no pudo aún superar las cifras del último tramo del gobierno kirchneristaLlegaron las heladas a la región pampeana: la masa de aire frío permanecerá al menos hasta el domingoLos dólares que ingresó Claro por las frecuencias 3G y 4G equivalen a tres semanas de recaudación anticipada de retenciones agrícolasValor agregado: el precio de exportación de los snacks de papas fritas es 2600% superior al del producto a granel sin procesarAlerta padres: diez golosinas que contienen un ingrediente perjudicial que será prohibido en EE.UU.Pymes dejaron de pagar impuesto al cheque por 2600 M/$: apenas un 7% de esa suma corresponde a empresas del agroDejen de hablar del dólar: la noticia es que este año no habrá más financiamiento en pesos con tasas de interés reales negativasSe acabó la fiesta: derrumbe de ventas de maquinaria agrícola por la desaparición de la “demanda oportunista”Subsidio forzoso: para vender maíz a los consumos los productores deben pagar una retención superior a la vigente en sojaSe efectivizaron 133 empleados en el Ministerio de Agroindustria: la mayor parte son auxiliares administrativosEste año la suba del precio de exportación de la miel argentina no logrará compensar el menor volumen disponibleLa exportación argentina de sembradoras cayó más de un 40%: divisas generadas por el sector equivalen apenas a 3400 hectáreas de sojaDestruir el precio del trigo no es condición suficiente para generar mayor valor agregado: en los últimos dos años las ventas argentinas de pastas cayeron 51%Insensatez total: las agrodivisas que faltan en la economía argentina se usaron para cambiar el auto y hacer viajes exóticos Tamberos piden condonación de deudas e impuestos para productores afectados por desastres climáticosLa demanda asiática es más fuerte que el atraso cambiario: sigue creciendo la exportación de derivados del lactosueroEl futuro de la lechería: tambos robotizados para “urbanizar” el trabajo ruralComenzó a operar el contrato Soja Chicago del Matba con subas superiores a la posición equivalente de RosarioLas lluvias seguirán concentradas en el norte del país: en la región pampeana habrá varios días tranquilos para avanzar con la siembraSe vienen dos días de lluvias y tormentas intensas en el norte del paísOtra demanda contra Syngenta por la comercialización de maíz Agrisure Viptera: ADM calificó de “irresponsable” a la compañía suizaDólar barato: el déficit de la balanza cambiaria turística duplica la cantidad de divisas generadas por la industria alimenticiaArgentina oligopólica: subió el valor de exportación del cuero pero bajó el precio pagado por la curtiembres a frigoríficos