Google+
Valor Soja »Actualidad

Se volvió a caer el uso de la capacidad instalada de la industria alimenticia en línea con la pérdida de competitividad cambiaria

Volvió a niveles similares a los de tres años atrás.
Se volvió a caer el uso de la capacidad instalada de la industria alimenticia en línea con la pérdida de competitividad cambiaria

El uso de la capacidad instalada de la industria argentina elaboradora de alimentos y bebidas –uno de los sectores económicos con mayor capacidad de generar empleos genuinos–  descendió en el último año 3,4 puntos en línea con la revaluación de la moneda local.

En enero pasado, según los últimos datos oficiales publicados por el Indec, la utilización efectiva promedio de la capacidad instalada de la industria alimenticia se ubicó en 65,1% versus 68,5% en el mismo mes de 2016.

En enero de 2010, cuando el Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM) se encontraba en un nivel de 139.1, el uso de la capacidad instalada de la industria alimenticia –buena parte de la cual tiene una matriz diseñada para abastecer a mercados externos– superaba el 71%.

El progresivo deterioro del TCRM, que disminuye los incentivos económicos para exportar al tiempo que alienta importaciones y viajes turísticos al exterior, se corresponde con un progresivo descenso del uso de la capacidad instalada del sector entre años 2011 y 2015 (con un mínimo del 60,5% en enero de 2015).

En enero de 2016, si bien el sinceramiento cambiario instrumentado por el gobierno macrismo generó una leve mejora del TCRM para ubicarlo en 93.4, el cambio de expectativas hizo que el uso de la capacidad instalada creciera de manera significativa hasta un nivel del 68,5% (el más alto desde enero de 2011). Sin embargo, ese impulso generado por la confianza se cortó este año con la progresiva caída que viene registrando el TCRM (ver gráfico).

Entre los rubros que mostraron mejor desempeño en la última década en lo que respecta a capacidad de generar empleos se incluyen las industrias dedicadas a elaborar derivados del almidón, bebidas alcohólicas, alimentos para animales, farináceos, aceites, malta y productos avícolas.

El Índice Tipo de Cambio Real Multilateral elaborado por el Banco Central (BCRA) mide el precio relativo de los bienes y servicios de la economía argentina con respecto a los de un grupo de países y regiones con los cuales se realizan la mayor parte de las transacciones comerciales. Es decir: se obtiene a partir de un promedio ponderado de los tipos de cambio reales bilaterales de los principales socios comerciales del país. El TRCM captura las fluctuaciones de las monedas y de los precios (inflación) respecto de los principales socios comerciales y es, por lo tanto, una medida indicativa de la competitividad cambiaria de los sectores exportadores.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Carambola: gracias a la Asociación Semilleros Argentinos los productores podrán seguir haciendo uso propio en soja sin restriccionesSe viene una nueva ola de frío polar que provocará heladas en el sur de la zona pampeanaEn el horno: el precio de la leche medido en moneda maíz está un 40% por debajo del promedio de los últimos cinco añosPor la recuperación del mercado internacional los tamberos uruguayos ya cobran 0,43 u$s/litroSushi para todos: en 2013 el salmón de rápido crecimiento podría ser el primer animal transgénico habilitado para consumo humanoLa demanda de alquileres agrícolas se concentró en los mejores campos: productores huyen de zonas con alto riesgo climáticoSe desdobló el mercado de maíz: exportadores pagan “premios” por el cereal convencional pero castigan al tardíoTamberos en el horno: el valor de la leche medido en moneda maíz se derrumbó un 50% en el último añoCristina aseguró que es “absurdo exportar maíz e importar carne de cerdo”: una misión imposible con la actual distorsión de precios relativosMucho peor que con Cristina: empresas elaboradoras de etanol maicero deben vender dos veces más biocombustible que un año atrás para comprar la misma cantidad del cerealAlerta por nuevas tormentas severas en el NOASubieron los granos gracias a la depreciación del dólar: igual los especuladores siguen pesimistas con respecto al maízLa demanda de soja comenzó a ofrecer un “premio a la paciencia”: volvió la competencia ante la necesidad de originar mercaderíaOtra semana de lluvias desiguales: mucho para los que ya no las necesitan y poco para los campos con déficits hídricosSin retenciones es mejor: Argentina regresó al mercado mundial de harina de maízCaminos Rurales: en Benito Juárez la administración de los fondos municipales destinados a gestionar la red vial está en manos de los productoresInundaciones: la importación de orugas para cosechadoras está restringida a pesar de no haber ninguna fábrica localCuenta regresiva: con los cálculos oficiales de consumo interno ya se habría cubierto un 60% del saldo exportable de maíz Con la caída del valor del maíz la industria etanolera recuperó competitividad: sigue sin cumplirse el corte del 12% con naftaFertilizantes: el 2013 arrancó con una nueva caída de los valores internacionales del fósforoAlerta Buenos Aires: la semana que viene regresa la probabilidad de lluvias intensas sobre las zonas inundadasRedistribución de la pobreza: los supermercados tienen una participación en el precio final de la leche fluida que duplica a la que reciben los tamberosEn el último año el precio de exportación del maní blancheado argentino cayó casi un 30%Basta de insistir con la importancia de comunicar lo que hace el campo: el problema está en otra parteEl ingreso de la cosecha argentina de garbanzo se presenta en el peor momento: los precios internacionales son los más bajos de los últimos tres añosEl canciller uruguayo asegura que el Tratado de Libre Comercio Mercosur-Unión Europea “va muy bien: soy decididamente optimista”Trabajadores rurales recibirán un bono de fin de año de 2000 pesos: cuáles son las empresas que deberán pagarloArgentinada: supermercados remarcaron a dos manos los cortes de carne más consumidos en las fiestas de fin de año