Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

El “plan transparencia” dejó (más) en evidencia que los argentinos son consumidores cautivos de pseudoempresarios con renta extraordinaria cuidada por el Estado

Un modelo trucho que se agotó hace rato.
El “plan transparencia” dejó (más) en evidencia que los argentinos son consumidores cautivos de pseudoempresarios con renta extraordinaria cuidada por el Estado

“Desde el Ministerio de Producción impulsamos una política de precios transparentes para incentivar la competencia y cuidar a los consumidores. Por eso, lanzamos una nueva normativa que exige diferenciar claramente el precio al contado del precio en cuotas y especificar el costo financiero total de la compra”.

Tal es la síntesis oficial de una política que, lejos de cuidar a los consumidores, dejó en evidencia el precio estratosférico que tienen electrodomésticos, artículos digitales e indumentaria gracias a la ausencia de competencia instrumentada por la protección estatal.

En los últimos días los medios y redes sociales se colmaron de datos comparativos de precios registrados “antes” y “después” del “plan transparencia”. Pero, como es usual hace décadas, los argentinos perdemos tiempo en cuestiones intrascendentes sin focalizarnos en las causas primigenias de nuestros problemas.

Los tours de compras a Chile y las saladitas informales son parte del mismo fenómeno: una cantidad creciente de personas que ya no quiere ser esquilmada por un grupo de pseudoempresarios millonarios que gozan de rentas extraordinarias protegidas por barreras arancelarias y para-arancelarias.

Además de esquilmar el bolsillo de los consumidores cautivos de manera directa, los pseudoempresarios ensambladores también toman recursos de manera indirecta al recibir subsidios estatales (es decir: dinero de todos los argentinos). Un solo ejemplo: en 2017 el Presupuesto Nacional estableció un gasto tributario de 35.953 millones de pesos para las ensambladoras fueguinas.

La maravilla final de un esquema tan patético que, debido a que decidimos ensamblar y producir bienes de rubros en los que no somos competitivos, no podemos exportar aquellos productos en los que sí lo somos.

Si tuviésemos que resumir en un solo dato el fracaso de la truchada del modelo económico argento, seguramente sería el déficit comercial que mantenemos desde 2008 con China (y que fue de 5823 millones de dólares en 2016).

La nación asiática es la mayor importadora de alimentos del mundo. Tiene además fondos colosales para desarrollar infraestructura en naciones complementarias. Y nosotros, que nos jactamos de ser el supermercado del mundo, somos una mera factoría proveedora de soja de China.

Ahora, más que nunca, luego de la sorpresa Trump en EE.UU., una nación como la Argentina, en caso de estar gobernada (o habitada, como prefieran) por personas con un CI promedio, estaría seguramente negociando un Tratado de Libre Comercio con China (entre otras naciones asiáticas deficitarias de alimentos).

Ya no basta con un “Plan Transparencia”. Se necesita urgente un “Plan Cambiemos”. Pero en serio.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Novedad: el valor de referencia de la leche publicado por el Ministerio de Agroindustria comenzó a funcionar como “precio pizarra”Gruesa 2017/18: esta semana las zonas agrícolas que no clasificaron en las últimas lluvias tendrán repechajeCupo de exportación de maíz: Grimaldi Grassi y Grupo Navilli fueron los ganadores de la semanaEn lo que va de 2016 pulverizadoras importadas ingresaron a un promedio de 107.000 dólares: 27% menos que un año atrásMendoza: la cosecha mecánica de uvas llegó para quedarse Cerdos estadounidenses: el gobierno argentino logró salvar del desastre al sexto producto de exportación más importanteCambio total en el mercado de girasol: por primera vez la exportación argentina de alto oleico superó a la de aceite convencionalComo el USDA pero en la Argentina: la Bolsa de Cereales de Buenos Aires comenzará a publicar informes de evolución del estado de los cultivosEn lo que queda de la semana no se esperan lluvias importantes en ninguna región productivaArgentina salva el año cambiario gracias el préstamo chino disfrazado de swap: pero a un costo carísimoAlerta inundaciones: se proyecta un temporal intenso en el norte de la región pampeanaEsta semana las mayores probabilidades de precipitaciones se localizarán en el norte del paísLas vueltas de la vida: Aranguren empleó una metodología creada por Guillermo Moreno para incrementar las retenciones al biodieselFin de semana con tiempo inestable en el sur de la región pampeanaCon la coparticipación de las regalías sojeras Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe perdieron en 2014 una suma equivalente a 40.000 kilómetros de entoscado de caminos ruralesEl domingo habrá tiempo inestable sobre el LitoralAlerta agronómica: por quinto año consecutivo se derrumbó el nivel proteico de la soja argentinaSaquen el agua: comenzaron las obras en Gral. Villegas para descomprimir los excesos hídricos acumuladosHumorada del secretario de Agricultura sobre la reunión para tratar la reforma de la Ley de Semillas: “Déjà vu”El gobierno devolverá 20.400 pesos a 10.500 productores de trigo: alcanza para sembrar tres hectáreas del cereal Se acaba la paciencia: el gobierno hace más de dos meses que espera una recuperación de los precios del maíz para comenzar a colocar ROEDerrumbe en la venta de sembradoras: un reflejo de la pérdida del poder de compra del productor argentinoEn el primer trimestre las exportaciones chilenas de salmón superaron en 350% a las colocaciones argentinas de carne vacunaLa Comisión de Enlace anunció la realización de un nuevo paro agropecuario: comienza el sábadoCarambola: gracias a la Asociación Semilleros Argentinos los productores podrán seguir haciendo uso propio en soja sin restriccionesEl segundo semestre comenzó con un déficit turístico de 678 M/u$s: equivale a un 29% de las divisas generadas por el agro argentinoTamberos uruguayos cobran 0,44 u$s/litro por la recuperación de los precios internacionalesProductores pueden vender sorgo a valores superiores a los de exportación gracias al resurgimiento del poder de compra ganadero