Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Manual de instrucciones para armar un plan de comunicación agropecuario que no sirve para nada

Otro caso más de mensajes endogámicos.
Manual de instrucciones para armar un plan de comunicación agropecuario que no sirve para nada

Esta semana se difundió una nueva campaña de comunicación orientada a mejorar la imagen del campo en la representación mental de la mayor parte de los argentinos. Se trata de una serie de afiches que dicen que con los dólares generados por las exportaciones agroindustriales “cargamos 40 camiones de caudales”. Que poniendo todos los granos producidos en camiones “daríamos dos vueltas a la Tierra”. Que la producción argentina de leche alcanza para “llenar una taza de leche diaria para todos los niños de América latina”. Y así.

Se trata (otra vez) de una campaña endogámica. Es decir: para promover el orgullo de lo propio entre los propios. Para la mayor parte de la población argentina –integrada por personas que no llegan a fin de mes– un mensaje de tales características, en el mejor de los casos, produce indiferencia (“mi sueldo no va crecer por más vueltas y más vueltas a la Tierra que hagan los camiones con granos”). Y, en el peor de los casos, resentimiento (“¿tanta leche y tengo que sacar un crédito personal para comprar un buen pedazo de queso en el supermercado?”).

La buena noticia es que la mayor parte de los integrantes del sector agropecuario saben o intuyen que, si no logran cambiar la imagen del campo que actualmente tienen la mayor parte de los argentinos, seguirán acumulando problemas tanto en sus propias comunidades como en la agenda pública. La mala noticia es que casi todo lo que se ha hecho al respecto hasta el momento ha sido fútil.

Más que un plan de comunicación, el agro argentino requiere un programa de marketing orientado a construir puentes –donde no existen– entre dos necesidades complementarias.

Pocos recuerdan que entre los años 2002 y 2004 –durante una de las mayores crisis económicas argentinas– la cadena cárnica pudo subsidiar el valor de los principales cortes vacunos vendidos en el mercado interno gracias a las extraordinarias condiciones presentes para exportar carne y cuero. Luego un grupo de descerebrados (que casi no encontró resistencia) imaginó que liquidar la exportación era una manera óptima de aumentar la disponibilidad interna de carne. El resultado: cientos de empresas ganaderas y frigoríficas cerradas, decenas de miles de desocupados y precios altísimos de la carne bovina.

Si el proceso ganadero-cárnico iniciado en 2002 no se hubiese interrumpido, actualmente, además de tener precios internos muchos más bajos del asado y la nalga, decenas de miles de argentinos desempleados podrían tener un trabajo.

Los integrantes del sector agropecuario, en lugar de seguir perdiendo recursos en contar los camiones de caudales que se podrían llenar con las agrodivisas (que ciertamente no están en los bolsillos del tercio de la población argentina que pasa hambre), deberían trepar al Obelisco para gritarle a los mayor parte de la gente que están de su mismo lado. Que los alimentos serían más baratos si los pudiésemos exportar sin restricciones a todos los mercados del orbe. Que habría más oportunidades de trabajo para todos. Que los electrodomésticos, celulares y automóviles serían mucho más accesibles con Tratados de Libre Comercio (TLC).

Si ese concepto estuviese claro para la mayor parte de los argentinos, entonces no tendrían inconvenientes en visualizar que los recientes conflictos comerciales con China (el primer importador mundial de alimentos) son una mala noticia que sólo beneficia a un pequeño grupo de inescrupulosos acostumbrados a cazar en el zoológico.

Ezequiel Tambornini

Artículos relacionados

Basta de insistir con la importancia de comunicar lo que hace el campo: el problema está en otra parte

El poder de la imagen: una lección práctica sobre el impacto de la representación mental del campo

Sin acuerdos de libre comercio Argentina nunca será el “supermercado del mundo”: el caso testigo del vino

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Nisman denunció al gobierno argentino por encubrir a Irán: el arroz fue la moneda elegida para cambiar alimentos por petróleoProductores deberán informar al Inase la cantidad de semilla de trigo de “uso propio” que sembrarán este año con la documentación que avale su origen legalLa principal entidad gremial brasileña pidió “cautela” a los productores de soja ante una eventual caída de preciosEl frigorífico de Cresud comenzó a equilibrar sus cuentas luego de perder 50 millones de pesos en los últimos dos añosEn el primer trimestre los recursos nacionales destinados a obras viales e hídricas no superan el 7% del gasto de capitalNo es sólo el Indec: el gobierno macrista tiene el desafío de terminar con el apagón estadístico agropecuario instrumentado por el kirchnerismoEsta semana se llueve todo en la región pampeana: alerta por tormentas intensas en la zona núcleoArgentina sigue siendo el país de la mentira: cambiemosLa publicación del precio de la soja pizarra Rosario volvió a tomarse vacaciones intermitentes: el disponible se trasladó a los mercados a términoEl gobierno brasileño invirtió 42 millones de dólares en una compañía que genera energía eléctrica a partir de eucaliptusDefault ambiental: con el incumplimiento de la Ley de Bosques el gobierno nacional se apropió de 13.500 M/$ pertenecientes a las provinciasComienza a debilitarse la masa de aire polar: se reduce el riesgo de heladasMañana se prevé la formación de heladas moderadas sobre la región pampeanaAlerta: operadores especulativos comenzaron a incrementar posiciones bajistas en sojaLa Afip implementará un Registro Fiscal Ganadero para intentar reducir la evasión en el sector cárnico: los operadores excluidos tendrán grandes dificultades para trabajarPesimismo para todos: los operadores especulativos ya están tan vendidos en maíz como en sojaLa ganadería argentina sigue trabajando por debajo de su potencial: volvió a caer la importación de semillas de alfalfaTres años con dragado asegurado para el puerto de Quequén: todavía queda mucho por hacerEl precio pizarra de la soja se tomó vacaciones: desde fines de noviembre se publicó en apenas tres oportunidadesEsta semana continuarán las precipitaciones excesivas en Entre RíosContratos de arrendamientos ganaderos con cláusula de amortizaciones: una herramienta para poner en producción campos abandonados por la agriculturaPaciencia hasta 2015: en el mercado internacional se está incubando una recuperación de los precios de los granos Mujica nombró nuevas autoridades en el Banco República: “Quisimos dar una fuerte señal al sector agropecuario”En el primer año de gestión se lograron bajar costos portuarios para mejorar la competitividad argentina: pero aún falta mucho por hacerAgroindustria en alerta: China avisa que “está preocupada” por las nuevas medidas antidumping de la ArgentinaINTI implementó un programa piloto de buenas prácticas en acopios: en poco tiempo más será obligatorioEn lo que va de mayo Casamiquela entregó más de 35 M/$ a intendentes kirchneristas: no hubo aportes para municipios gobernados por la oposiciónChina informó que congeló la aprobación de maíz de Syngenta por falta de documentación: el evento se encuentra “en revisión”