Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Manual de instrucciones para armar un plan de comunicación agropecuario que no sirve para nada

Otro caso más de mensajes endogámicos.
Manual de instrucciones para armar un plan de comunicación agropecuario que no sirve para nada

Esta semana se difundió una nueva campaña de comunicación orientada a mejorar la imagen del campo en la representación mental de la mayor parte de los argentinos. Se trata de una serie de afiches que dicen que con los dólares generados por las exportaciones agroindustriales “cargamos 40 camiones de caudales”. Que poniendo todos los granos producidos en camiones “daríamos dos vueltas a la Tierra”. Que la producción argentina de leche alcanza para “llenar una taza de leche diaria para todos los niños de América latina”. Y así.

Se trata (otra vez) de una campaña endogámica. Es decir: para promover el orgullo de lo propio entre los propios. Para la mayor parte de la población argentina –integrada por personas que no llegan a fin de mes– un mensaje de tales características, en el mejor de los casos, produce indiferencia (“mi sueldo no va crecer por más vueltas y más vueltas a la Tierra que hagan los camiones con granos”). Y, en el peor de los casos, resentimiento (“¿tanta leche y tengo que sacar un crédito personal para comprar un buen pedazo de queso en el supermercado?”).

La buena noticia es que la mayor parte de los integrantes del sector agropecuario saben o intuyen que, si no logran cambiar la imagen del campo que actualmente tienen la mayor parte de los argentinos, seguirán acumulando problemas tanto en sus propias comunidades como en la agenda pública. La mala noticia es que casi todo lo que se ha hecho al respecto hasta el momento ha sido fútil.

Más que un plan de comunicación, el agro argentino requiere un programa de marketing orientado a construir puentes –donde no existen– entre dos necesidades complementarias.

Pocos recuerdan que entre los años 2002 y 2004 –durante una de las mayores crisis económicas argentinas– la cadena cárnica pudo subsidiar el valor de los principales cortes vacunos vendidos en el mercado interno gracias a las extraordinarias condiciones presentes para exportar carne y cuero. Luego un grupo de descerebrados (que casi no encontró resistencia) imaginó que liquidar la exportación era una manera óptima de aumentar la disponibilidad interna de carne. El resultado: cientos de empresas ganaderas y frigoríficas cerradas, decenas de miles de desocupados y precios altísimos de la carne bovina.

Si el proceso ganadero-cárnico iniciado en 2002 no se hubiese interrumpido, actualmente, además de tener precios internos muchos más bajos del asado y la nalga, decenas de miles de argentinos desempleados podrían tener un trabajo.

Los integrantes del sector agropecuario, en lugar de seguir perdiendo recursos en contar los camiones de caudales que se podrían llenar con las agrodivisas (que ciertamente no están en los bolsillos del tercio de la población argentina que pasa hambre), deberían trepar al Obelisco para gritarle a los mayor parte de la gente que están de su mismo lado. Que los alimentos serían más baratos si los pudiésemos exportar sin restricciones a todos los mercados del orbe. Que habría más oportunidades de trabajo para todos. Que los electrodomésticos, celulares y automóviles serían mucho más accesibles con Tratados de Libre Comercio (TLC).

Si ese concepto estuviese claro para la mayor parte de los argentinos, entonces no tendrían inconvenientes en visualizar que los recientes conflictos comerciales con China (el primer importador mundial de alimentos) son una mala noticia que sólo beneficia a un pequeño grupo de inescrupulosos acostumbrados a cazar en el zoológico.

Ezequiel Tambornini

Artículos relacionados

Basta de insistir con la importancia de comunicar lo que hace el campo: el problema está en otra parte

El poder de la imagen: una lección práctica sobre el impacto de la representación mental del campo

Sin acuerdos de libre comercio Argentina nunca será el “supermercado del mundo”: el caso testigo del vino

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Guerra comercial: frigoríficos formales lanzan campaña para denunciar competencia desleal por parte de cooperativasSin caminos pero solidarios: provincias inundadas transfirieron 4000 M/$ por regalías sojeras al resto del paísMastellone Hnos comenzó a perder tambos en la zona oeste al no equiparar los precios pagados por la competenciaSigue la emisión masiva de ROE 365: esta semana el gobierno recaudó más de 42 M/u$s con retenciones anticipadas de cerealesLa calidad importa: las primeras partidas de trigo 2016/17 entregadas en Rosario muestran una brecha de precios superior al 100%Hasta mediados de la semana que viene no habrá lluvias en ninguna región productivaSe declararon importaciones de 15 pulverizadoras autopropulsadas a un valor promedio de 142.115 dólaresLa intervención del mercado de biodiesel representa un aumento indirecto de las retenciones a la sojaEn lo que va del año la exportación argentina de leches maternizadas creció casi un 450% en divisasLos precios de importación del fosfato monoamónico siguen estables gracias a la consolidación de China como gran proveedor mundialLos operadores especulativos siguen sumando expectativas de una recuperación de los precios del maíz a pesar de los factores bajistasEl gobierno devolverá 20.400 pesos a 10.500 productores de trigo: alcanza para sembrar tres hectáreas del cereal Ya rige el nuevo esquema de tarifas orientativas de fletes a nivel nacional: aumentaron un 11% en el último añoAlerta climática: siguen sin aparecer perspectivas de lluvias en las zonas sur y sudoeste bonaerenseEl gobierno distribuyó casi 20 M/$ en bonos fiscales para capacitación: ni un solo peso se destinó a Pymes agropecuariasLanzan un plan integral de facilidades de pago para deudores de aportes al Renatre: incluye hasta montos con ejecución judicialSigue la probabilidad de tormentas sobre la región pampeana: pero a partir de mañana comienza una fase de varios días de buen tiempo Para el gobierno aún se pueden habilitar exportaciones de maíz 2013/14 por 3,50 millones de toneladas más: pero el USDA estima que ya no tiene restoLo bueno se paga caro: el maíz colorado orgánico argentino se está exportando a un precio de hasta 465 u$s/toneladaCifarelli: “Lo único que vamos a pelear es el diferencial entre materia prima y producto elaborado”Cláusula Monsanto: acopiadores ratificaron que “no serán agentes de retención de los productores” sin un aval oficialSin planificación seguirán las inundaciones: el manejo de los excesos hídricos no puede hacerse por medio de la suma de esfuerzos individualesAlerta: mañana se prevén tormentas fuertes sobre el centro-norte de Santa Fe y Entre RíosEsto recién empieza: el jueves se prevé el ingreso de una nueva ola polar que provocará heladas intensas en el centro del paísTres años con dragado asegurado para el puerto de Quequén: todavía queda mucho por hacerRanking de lealtad tambera: cuáles son las industrias lácteas que premian (o castigan) a los productores de mayor escalaEl que apuesta al valor agregado pierde: el sector exportador más competitivo es el dedicado a vender granos sin procesarIndígenas con almacén y farmacia en el bosque: los otros “daños irreparables” de Greenpeace