Google+
Valor Soja »Ganadería

La competitividad cambiaria del sector cárnico argentino está un nivel similar al de fines de 2014: así el novillo pesado seguirá siendo una rareza

Primera publicación del TCRM Carne Argentina versus Mercosur
La competitividad cambiaria del sector cárnico argentino está un nivel similar al de fines de 2014: así el novillo pesado seguirá siendo una rareza

Gracias al proceso de retención de vientres iniciado el año pasado, se proyecta que en 2017 –en caso de no registrarse un evento climático extremo– se produzcan entre 300.000 a 600.000 terneros/as más que este año.

Sin embargo, el crecimiento de la producción –reflejo del optimismo presente en muchos empresarios ganaderos– no está siendo acompañado por el sector exportador. Y eso implica un riesgo potencial bajista para los valores de la hacienda porque la demanda del mercado interno no es infinita.

El actual gobierno nacional instrumentó una importante devaluación de la moneda a la par de la unificación del tipo de cambio y la eliminación de los derechos de exportación vigentes sobre la carne bovina (15% del valor FOB). Pero los últimos datos oficiales (Senasa) indican que en los primeros ocho meses de 2016 se exportaron 96.012 toneladas de cortes frescos bovinos, una cifra 0,8% inferior a la del mismo período de 2015.

Una de las principales razones que explican esa aparente incongruencia –especialmente teniendo en cuenta que los demás países que integran el Mercosur aumentaron el volumen exportado en lo que va del presente año– reside en el déficit de competitividad cambiaria que sigue registrando la industria cárnica argentina.

En este gráfico puede verse la evolución de la competitividad cambiaria del sector exportador argentino de carne a través del indicador del “Tipo de Cambio Real Multilateral Carne” de Argentina versus Mercosur, el cual refleja los valores –ajustados por la inflación de cada nación– del peso argentino con relación a las monedas de Brasil, Uruguay y Paraguay. En el mismo se considera además el derecho de exportación del 15% vigente en la Argentina entre fines de 2005 y de 2015.

“Luego de alcanzar su mínimo valor en 15 años durante noviembre de 2015, el TCRM Carne registró una notable mejora en los primeros meses de este año. Pero a partir de marzo la competitividad cambiaria comenzó a erosionarse a causa de la aceleración de la inflación combinada con la estabilización del tipo de cambio nominal”, explica Eduardo Sánchez, economista del área de Investigación y Desarrollo de Aacrea, en un artículo publicado por la última edición de la Revista CREA.

La evolución del TCRM Carne Argentina versus Mercosur presenta dos períodos bien diferenciados. El primero se inicia luego de la devaluación de 2001 y se extiende hasta mediados de 2011. “Ese período se caracterizó por la fuerte ganancia inicial y posterior estabilización prolongada de la competitividad de la moneda local para los exportadores argentinos de carne vacuna”, indica Eduardo.

Durante el primer subperíodo (2001/2006) el incremento en la competitividad de las exportaciones argentinas de carne estuvo asociado a la fuerte devaluación de peso argentino con relación al real brasileño, ya que los precios internos de ambos países registraron una tendencia similar.

Durante la siguiente fase (2006/2011), de estabilización de la competitividad, la aceleración de los precios internos en la Argentina fue acompañada por la depreciación de la moneda local frente al real, lo que derivó en una relativa estabilización del TCRM Carne (con la excepción de un período en 2008/09 generado por una fuerte devaluación del real frente al dólar como producto de la “crisis financiera internacional”).

“Lamentablemente, el período de mayor competitividad cambiaria del sector cárnico argentino no pudo ser aprovechado porque el gobierno kirchnerista restringió e incluso cerró temporalmente las exportaciones de carne vacuna”, comenta Matías Bodini, técnico del Área de Ganadería del Movimiento CREA.

El segundo período se inicia a mediados de 2011 y se caracteriza por una gradual pérdida de competitividad/precio de las exportaciones argentinas de carne, la cual está relacionada con la política monetaria llevada a cabo por el gobierno kirchnerista durante ese período.  Básicamente consistió en el anclaje del tipo de cambio como medio para controlar las expectativas inflacionarias; como resultado, la competitividad sufrió un deterioro constante que fue contrarrestado parcialmente (y temporalmente) por las devaluaciones llevadas a cabo a principios de 2014 y fines de 2015. En ambos casos, la aceleración de los precios internos luego de la devaluación (efecto denominado pass-through) provocó una rápida pérdida de la competitividad generada a partir de la devaluación de la moneda local.

“La falta de competitividad cambiaria es uno de los factores que no permite a los frigoríficos exportadores argentinos bonificar el precio de la hacienda pesada para estimular la producción de animales destinados a mercados externos”, señala Matías.

Las cadenas de supermercados, frigoríficos consumeros y matarifes tienen un circuito comercial adaptado para vender cortes de animales livianos porque consideran que los consumidores asocian calidad con tamaños de piezas pequeños. “Pero si la mayor parte del incremento de la producción de carne se termina ofreciendo en el mercado interno ante la imposibilidad del sector exportador de impulsar la terminación de animales pesados, entonces eso podría promover, en algún momento, un mercado sobreofertado”, alerta Matías.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Salió la tercera tanda del año de créditos fiscales para capacitación de personal: cuáles con las empresas agroindustriales beneficiadasLos hermanos de Capitanich aún guardan soja: la moneda más dura presente en la economía argentinaEste año el INTA tiene asignado un presupuesto salarial de 5314 M/$ para 7100 empleadosAniversario: se cumple un mes del divorcio entre el precio de la soja Pizarra Rosario y el FAS teóricoExportaciones de leche larga vida a mercados asiáticos: la próxima parada para desarrollar al sector lácteo argentinoAhora China asegura que puede reducir la importación de poroto de soja en más de 10 millones de toneladasViande y Azul Natural Beef son los principales ganadores en la distribución de la cuota Hilton 2019/20Las mayores probabilidades de lluvias seguirán concentrándose en el NOAOficializaron la emergencia para la cadena de producción de peras y manzanas patagónicas: otra crisis provocada por el kirchnerismoSiguen las lluvias en el este de la región pampeana: pero a partir de mañana se cortan hasta el fin de semanaAlerta: el jueves habrá riesgo de heladas por el ingreso de una masa de aire polar sobre el sur de la región pampeanaCambiar soja por urea podría dejar de ser un buen negocio si se confirma la súper siembra de maíz estadounidenseSe acabó la espera: por fin regresan las lluvias a las zonas necesitadas de agua de la región pampeana¿Quiénes son los activistas que irrumpieron en la pista central de la Rural de Palermo para denunciar “explotación animal”?El domingo habrá tiempo inestable sobre el LitoralProteccionismo: EE.UU. anunció que mantendrá el bloqueo comercial contra el biodiesel argentinoEl abigeato no debe ser considerado nunca un impuesto social: compromete el arraigo rural, la sanidad animal y la inocuidad alimentariaLecciones del sector petrolero: “Los espacios se ocupan: si una industria no comunica, otros van a comunicar por ella”La política de promoción forestal fue un éxito en Chile, Uruguay y Brasil: pero fracasó en la ArgentinaEl último logro de Moreno: el novillo argentino vale más que el uruguayo luego de haber destruido al sector cárnicoLa vaca de invernada fue la única categoría que subió de precio en el remate del Rosgan por la consolidación de la demanda exportadoraEl ingreso de la cosecha argentina de garbanzo se presenta en el peor momento: los precios internacionales son los más bajos de los últimos tres añosEl Mercosur se está quedando fuera del mundo: alertan que será cada vez más difícil vender productos agroindustriales en los principales mercadosSe necesitan dólares: el gobierno reactivó el cobro de retenciones anticipadas de maíz para generar divisas de rápida disponibilidadLos operadores especulativos llevaron las apuestas bajistas en maíz hasta un piso histórico: por suerte el factor monetario jugó a favorSe recupera el stock bovino gracias a la crisis agrícola: la faena de hembras alcanzó el nivel más bajo de los últimos 33 mesesHugo Rossi: “Tenemos una deuda de 44.000 millones de dólares en infraestructura”Siguen flojas las exportaciones de sembradoras argentinas: tres empresas concentran casi el 70% de las operaciones