Google+
Valor Soja »Ganadería

Durante catorce años los productores porcinos recibieron dos kilos de maíz de regalo por cada ocho comprados: ahora quieren más ayuda del Estado

Proponen restringir las importaciones brasileñas.
Durante catorce años los productores porcinos recibieron dos kilos de maíz de regalo por cada ocho comprados: ahora quieren más ayuda del Estado

Durante catorce años el sector porcino recibió al menos dos kilogramos de maíz gratis por cada ocho kilos comprados. Pero tal subsidio cruzado –pagado por el productor agrícola– se terminó este año con la liquidación del régimen intervencionista kirchnerista.

En realidad el subsidio fue bastante mayor porque al derecho de exportación del 20% vigente desde abril de 2002 (que fue del 25% o más entre fines de 2007 y fines del año siguiente) en 2008 se le adicionó un descuento instrumentado por el cierre temporal de exportaciones (ROE).

Ese recorte de precio –generado al provocar una sobreoferta artificial de maíz en el mercado interno– fue, por ejemplo, del 5% en 2015 (al considerar un valor promedio anual de 1049 $/tonelada del maíz disponible Rosario versus un FAS teórico promedio calculado por Minagro de 1109 $/tonelada en el mismo período).

Los dirigentes de la Asociación Argentina Productores de Porcinos solicitaron formalmente al ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile que restrinja el ingreso de carne porcina proveniente de Brasil al considerar que la misma puede generar riesgo de introducción del Síndrome Reproductivo Respiratorio Bovino (PRRS por sus siglas en inglés).

La falta de una respuesta oficial está generando reclamos insistentes por parte de empresarios porcinos, quienes, lejos de buscar mejorar la competitividad del sector luego de catorce años de beneficios, quieren que el Estado intervenga nuevamente a su favor (la última reunión entre funcionarios de Agroindustria y dirigentes porcinos se realizó la semana pasada).

“Cereales millonarios (sic), cerdos cadena de valor fundidos. ¿Góndola del mundo?”, escribió el empresario porcino Martín Picón en la cuenta personal de Twitter de Buryaile.

Los últimos datos oficiales publicados por Minagro indican que el precio promedio del capón tipificado en abril pasado fue de 16,5 $/kg versus 14,4 $/kg en el mismo mes de 2015 (+14,5%).

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

  • Julián Ojeda

    Es verdad que el maíz necesitaba una recomposición del precio para que sea rentable para la agricultura. Pero eso no quita que el cambio haya afectado de sobremanera la relación de costos en la producción porcina, haciendo insostenible la producción de cerdos.
    El maíz paso de los 1100 $/tn a los 3000 $/tn, un aumento de las del 250%, necesario para la agricultura, e interviene en un 60 – 65 % en el costo de producción del cerdo. Pero mientras el costo de alinentacion subio un 150% (250% x 60%) solo por el cambio de precio del maíz el precio de venta de cerdo sólo subió un 13%, analizando el mismo período, ya que en los últimos 7 meses el precio en ves de aumentar bajó.

    Ahora bien la Competitividad:¿obligación o derecho de los productores?

    Nuevamente se escuchan voces, en general anónimas, pero en realidad de funcionarios menores del Estado planteando que los productores deben ser competitivos y que la única salida hacia ese camino es la escala. Recordemos que “competitividad “significa aptitud para competir, y sin dudas las décadas de supervivencia a las que ha sido sometido el productor argentino indica que esa capacidad está en su información genética.

    Ahora bien, para que haya capacidad competitiva no sólo alcanza con las acciones del sujeto, el productor, también debe de proveerse de condiciones para desarrollarla.

    La única política agropecuaria permanente que hemos tenido los argentinos, según se evidencia en las comunicaciones de sucesivos responsables de la misma, independientemente del color político que manifiesten, ha sido pretender la elevación del número de toneladas que el agro produce año a año sin importar qué ni para qué.
    Pero los gobiernos pasan y desde ninguno de estamentos del Estado, municipios, provincias o la Nación, se ven resignaciones significativas que concurran a la creación de condiciones para la competitividad.

    Son varios los aspectos que debemos corregir para generar esas condiciones. El transporte y el combustible son cada vez más gravosos, con costos desacoplados de nuestros competidores y no hay evidencia concreta de movilizar decidida y prontamente inversiones para el aprovechamiento de las ventajas propias que tiene nuestro país para eficientizar ese aspecto, como son las vías navegables y el ferrocarril.

    El sistema tributario en su integralidad tiene un diseño de incompetencia palmaria con sus múltiples imposiciones de las diferentes jurisdicciones, aspectos regresivos e inequitativos, además de pesadas cargas administrativas, incluso a quienes no tienen estructura para resolverlas.

    Desde lo financiero, más allá de algunas actitudes meritorias, se continúa con instrumentos crediticios que no están destinados a mejorar competitividad de quienes lo requieren y repiten recetas que ya demostraron su ineptitud en éste sentido.

    La educación pública, particularmente la inicial rural, está a gran distancia de los pares competidores de los productores argentinos, lo mismo que el servicio de salud y la seguridad rural.

    La infraestructura, sea hidráulica, vial, sanitaria o lo relativo a la conectividad también es obsoleta.

    El común denominador de las cadenas comerciales de los productos del agro es la distorsión y la enorme distancia entre los precios del origen y el destino, fruto de un camino en el que se repiten irregularidades, abusos monopólicos, incrementos irracionales y todo ello a la sombra del descontrol.

    Desde la acción individual, ni siquiera colectiva a través del asociativismo, pueden afrontarse semejantes desafíos. La solución de estas barreras a la competitividad deberá darse con una política del Estado, tal vez utilizando los instrumentos de los productores como herramientas para la aplicación y difusión, pero sin perder de vista que el asociativismo no es fin sino un medio.

    Vemos como los productores porcinos argentinos se han esforzado y la Argentina tiene, o debería tener, una de los mejores status sanitarios internacionales, pero se permite la importación carne de cerdo de países que se reconocen como afectados por el Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino, a menor precio que el cerdo local.

    Revertir el estado de situación tan antiguo es una tarea que llevará un esfuerzo considerable y tiempo. Mientras tanto, para no repetir historias y para generar oportunidades, es obligación del Estado velar por el trabajo y la producción. Jorge Solmi. Presidente FAA.

  • Carlitos

    Totalmente de acuerdo. Voto por catorce años más de maíz subsidiado para los productores de cerdos. No sé cómo hacen para producir carne porcina en Brasil sin subsidios. Para mí que lo hacen como hobby y que viven de otra cosa. No le deben dar los números ni a palos…

  • Ignacio Viel

    Me explicaron que Brasil encara distinto al problema de desocupación. No les da plata bajo un plan social, a los necesitados les da maíz para que generen carne aviar y porcina para consumo propio y si tiene sobrante lo puedan comercializar. Eso permite tener un bajo costo de la carne aviar y porcina en Brasil. Cada dos por tres tienen exceso de oferta y la vuelvan al mercado. El maíz a más de 500km del puerto no es rentable por flete en Argentina ni Brasil, por lo cual es mas rentable convertirlo en carne (Córdoba / San Luis).

El mes en imágenes

Consultora fundada por Rogelio Frigerio asegura que el Presupuesto de Prat-Gay “no es el mejor para estimular que el sector privado sea pujante”Imaginar que una sola representación gremial para el agro argentino es posible es el primer paso para que algún día lo seaLa Afip excluyó a 61 empresas agropecuarias del Registro Fiscal de Operadores de GranosDesapareció el último informe de estimaciones agrícolas del Ministerio de Agricultura: contenía datos alcistas para el mercado interno de trigoLa Afip suspendió a otras 41 empresas del Registro de Operadores de GranosInundaciones: se van a cumplir tres meses de la no-firma de la emergencia agropecuaria por parte de ScioliEl mejor momento para hacer las canalizaciones en la Cuenca del Salado fue durante la última gran seca bonaerense: ahora ya es tardeLa mejor zona para producir soja en el ciclo 2016/17 fue Chaco Santiagueño: prometen solucionar el problema del fleteMañana un nuevo frente frío se estará moviendo sobre el centro y norte del paísLa intervención del mercado de biodiesel representa un aumento indirecto de las retenciones a la sojaOficializaron la emergencia para la cadena de producción de peras y manzanas patagónicas: otra crisis provocada por el kirchnerismoLlegó el frío: mañana habrá riesgo de heladas sobre la región pampeanaDocumento: cómo se aprobó en el Senado el convenio que permite contrataciones directas a empresas chinas a cambio de préstamos que pagará la próxima generación de argentinosSe recuperaron las exportaciones argentinas de leche en polvo: en abril el precio promedio superó los 3400 u$s/toneladaRanking de lealtad tambera: Nestlé sigue liderando la baja de precios de la leche pagada a productores de la cuenca oesteSorpresa: EE.UU. revocó la autorización del evento Enlist Duo de Dow AgroSciences luego de aprobarlo un año atrásEl valor de los commodities registró el nivel más bajo desde 2002: capitales especulativos se posicionan frente a un cambio del mercado monetarioSoberanía energética: este año Uruguay tendrá una potencia eólica ocho veces superior a la de ArgentinaVolvimos a los ’90: recortan gastos en infraestructura, salud y educación para priorizar deuda pública y subsidios a empresasCebada cervecera bajo contrato: ¿quién ofrece el mejor acuerdo?Con el fallo adverso de la Corte Suprema de EE.UU. la cuenta por pagar se hará más grande: el campo no podrá asumir tal compromiso si sigue trabajando a media máquinaEn Tandil una cooperativa integrada por productores gestiona la red vial rural: cómo lo hacenLa canasta láctea en la ciudad de Buenos Aires es un 10% más cara que en MontevideoSegunda campaña con fracaso productivo: en los últimos dos años el precio de exportación del maíz pisingallo aumentó más de un 60%Actualizaron los márgenes agropecuarios estimados para determinar el canon de servidumbre de gasoductosPrecios máximos: nueva apuesta del gobierno para mejorar la competitividad de las agroexportaciones por medio de la reducción de costos portuariosAlquileres agrícolas: los propietarios de campos deberán verificar la situación de los trabajadores del arrendatarioCon el crecimiento del área de maíz se viene una extracción masiva de micronutrientes: nueva hipoteca agrícola en potencia