Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Para la dirigencia argentina la exclusión de las negociaciones Mercosur-Unión Europea no es un tema relevante: el costo de la desconfianza en el propio potencial

Qué hay detrás del modelo argentino.
Para la dirigencia argentina la exclusión de las negociaciones Mercosur-Unión Europea no es un tema relevante: el costo de la desconfianza en el propio potencial

Ningún referente del ámbito político, empresario o gremial se quejó por el hecho de que los presidentes de Brasil y Uruguay hayan decidido excluir a la Argentina de la negociación comercial que el Mercosur está llevando a cabo con la Unión Europea (UE-28). Eso implica que no lo consideran un tema relevante.

Los argentinos vivimos de las exportación de commodities. Materias primas que se venden solas. Pero de eso sólo pueden vivir unos pocos. La receta para generar empleo vigente en la actualidad consiste en cerrar la economía y crear un coto de caza privado para fábricas ensambladoras de piezas importadas.

La esperanza, detrás de esa estrategia, es que los ensambladores –ansiosos por participar del desarrollo nacional– terminen promoviendo la creación de proveedores locales. La realidad es bastante diferente.

Los ensambladores, al experimentar alguna dificultad, lo primero que hacen es sacarse gente de encima a través de suspensiones, adelantos de vacaciones, retiros voluntarios o despidos. Es la típica actitud del que sabe que vive de prestado.

El coto de privado de caza además es carísimo. Sería mucho más barato para los consumidores argentinos comprar un automóvil, computadora o celular importado que otro ensamblado en el país (piensen en el costo de traer piezas, distribuirlas, armarlas y redistribuirlas).

Existe otra alternativa para generar empleos que es, justamente, negociar acuerdo comerciales con naciones o regiones complementarias para poder vender y comprar una gran cantidad de bienes y servicios sin restricciones.

Esa apertura económica –en el caso argentino– debería promover el crecimiento de industrias elaboradoras de alimentos en desmedro de las fábricas ensambladoras. Y hacer que tales industrias, cuando estén consolidadas, comiencen a desarrollar proveedores locales de todos los insumos que requieren (como envases, enzimas, aditivos, robótica y programación aplicada a procesos de producción de alimentos).

Los argentinos preferimos seguir viviendo en una mentira. Llamando “industria nacional” a plantas ensambladoras que consumen cantidades excesivas de divisas. Lo hacemos porque no confiamos en nuestras propias capacidades. Vender commodities es fácil. Comercializar alimentos requiere, en cambio, un esfuerzo colaborativo e intelectual permanente para poder competir.

Nuestras corporaciones alimenticias –como Arcor o Molinos– son enanas en el ámbito internacional. Muchas medianas empresas del sector tienen potencial para transformarse en grandes. Pero eso no va a suceder sin el marco adecuado.

Los límites siempre los fijamos nosotros mismos a partir de la confianza que tengamos, valga la redundancia, en nosotros mismos. Si creemos que somos vagos, mediocres y estúpidos, entonces sigamos viviendo de los commodities y mantengamos cerrada la economía para garantizar la supervivencia de las plantas ensambladoras.

El día que creamos que somos trabajadores, capaces y creativos, que logremos tener confianza absoluta en nuestra propia fuerza, seguramente podremos animarnos a dar un paso más. Mientras tanto –gane quién gane las elecciones presidenciales– todo seguirá igual.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Segundo día de paro agropecuario: ingresaron más de 3600 camiones a las terminales portuarias santafesinasPolítica versus realidad: se acabó el plazo legislativo para aprobar este año un proyecto de ayuda al sector lecheroDiferenciación forsoza: por la escasez de mercadería la brecha de precios entre el grano forrajero y el trigo duro es de casi el 80% Cuando el mercado colapsa se necesitan políticos: Indonesia planea incrementar en un 165% el subsidio destinado al biodiesel Comenzaron a ingresar grandes cantidades de tractores importados: guía de precios para evitar abusos comercialesCambiemos: el gobierno discriminó a las Pymes agropecuarias en la determinación de criterios para acceder a reintegros de servicios profesionalesLos supermercados miran la crisis lechera desde la tribuna: el precio en góndola de los quesos blandos es hasta 260% superior al de salida de fábricaClink caja: en abril el gobierno recaudó más de 450 millones de dólares por retenciones anticipadas de harina de sojaLa hamburguesa Paty argentina está un 35% más cara que la uruguayaTercer día del paro de transportistas: sigue bloqueado el ingreso de granos a las terminales portuariasSe prohibió el uso de plaguicidas durante el transporte de granos: dadores de carga deberán completar un nuevo formularioLa intervención del mercado de biodiesel está a punto de liquidar a la gran primera gran industria del sector: Patagonia Bioenergía Las lluvias intensas comenzarán a disiparse: se esperan heladas moderadas por el ingreso de aire polarEn lo que va del año las divisas generadas por la exportación de derivados del lactosuero aumentaron más de un 22%Una “tarjeta de crédito” operando a pleno: la liquidación de agrodivisas ya superó el volumen generado el año pasadoSe necesitan dólares: en un solo día el gobierno recaudó 33 M/u$s con retenciones anticipadas de cerealesEl programa brasileño de gestión de envases de agroquímicos procesó un récord de 40.400 toneladas: en la Argentina sigue siendo una cuenta pendienteBrasil redujo cuatro veces su déficit comercial lácteo: también comenzó a competir con Argentina y Uruguay en el mercado internacionalSe acabaron las recetas fáciles: para poder darle pelea a las malezas es necesario promover un cambio culturalEl precio de exportación del biodiesel argentino sigue derrumbándose: cayó al nivel más bajo desde septiembre de 2009Sigue cayendo el precio de exportación del garbanzo argentino por combo fatal: calidad regular con mercado sobreofertadoValor agregado: la exportación argentina de proteínas texturizadas de soja creció un 26% en los últimos dos añosEn lo que va del año la exportación de maíz colorado argentino cayó un 12%: el valor FOB promedio se ubica en apenas 250 u$s/toneladaIndustrias lácteas subirán fuerte el precio pagado por la leche ante la restricción de oferta generada por el desastre climáticoTodo suma: el gobierno gestiona la reducción de costos portuarios para mejorar la competitividad de las exportaciones agroindustrialesEfecto Trump: refuerzan reintegros a la exportación de carne vacuna para compensar probable no-ingreso al mercado estadounidenseOtro factor bajista para el maíz: China rechaza el ingreso de un embarque con un evento no aprobado de SyngentaTodas las Bolsas de Cereales aceptaron implementar el sistema Bolsatech: pero los forwards de soja 2016/17 llevan la “cláusula Monsanto”