Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Nuevo paradigma agrícola: por las malezas resistentes la economía de escala dejó de ser un variable que juega a favor del negocio

En el actual escenario se requiere mucho capital intelectual para producir de manera responsable.
Nuevo paradigma agrícola: por las malezas resistentes la economía de escala dejó de ser un variable que juega a favor del negocio

En el ciclo 2014/15 la diferencia de costo directo de una soja de primera en el sudeste cordobés podría ser del orden de 100 u$s/ha entre un campo bien manejado versus otro con alta presencia de yuyo colorado y gramíneas resistentes a glifosato (ver gráfico).

“Al momento de alquilar un nuevo campo es necesario ser sumamente cuidadoso en lo que respecta a la evaluación del pool de malezas presentes en el mismo, porque las diferencias de costos pueden llegar a ser enormes entre un campo prolijo y otro que no lo está”, señala Luciano Ascheri, asesor del CREA Monte Maíz.

 “Ante la duda sobre la historia de un campo, lo recomendable sería presupuestar lo necesario para realizar un control adecuado de todas las malezas presentes en la zona”, añade en un artículo publicado en la última edición de la Revista CREA.

Se acabó la agricultura de insumos en la que todo se solucionaba con aplicaciones. Ahora el factor humano es esencial para realizar monitoreos y diagnósticos precisos, diseñar estrategias de control adecuadas y llevar a cabo aplicaciones en los plazos previstos. Todo eso –por supuesto– es más caro. Pero termina siendo muchísimo más caro no hacerlo o hacerlo mal.

“Con la generalización del problema de las malezas resistentes, la economía de escala dejó de ser un variable que juega a favor del negocio. Es preferible tener poco y bueno que mucho y malo”, sostiene Diego Hugo Pérez, asesor de los grupos CREA Gálvez y Las Petacas.

“En el actual escenario la mejor estrategia defensiva es la reducción de área y el incremento de la rotación y la intensificación agrícola. En tal situación, se observan diferencias enormes entre los empresarios que trabajan en red y cuentan con un asesoramiento de aquellos que producen en soledad con escasa información”, agrega.

Antes de cosechar, Santiago Carnero –gerente de producción de Velay Inversiones– toma fotos de malezas difíciles de controlar para mostrárselas a los propietarios de cada campo en cuestión. “Para evitar que las malezas terminen siendo un problema este año, estamos proponiendo a los propietarios hacernos cargo del control de las mismas más allá de cuál sea el estado de la renegociación del contrato de arrendamiento. Si nos ponemos de acuerdo, asumimos el costo. Y si no nos ponemos de acuerdo, el propietario nos regresa el costo de la aplicación y puede ofrecer así el campo limpio a un nuevo interesado”, comenta.

El “Mapa de Malezas” elaborado por la Red Conocimiento de Malezas Resistentes (REM) que coordina Aapresid muestra que dicho problema está presente en la mayor parte de las regiones agrícolas argentinas.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Del tanque de combustible a las ruedas: un nuevo uso para el aceite de sojaEl déficit energético superó los 4200 millones de dólares: la suerte de la economía argentina depende cada vez más de una buena cosechaConsecuencias sociales del desastre climático: se perdieron más de 5300 empleos en el sector agropecuario argentinoPresión cambiaria: si los precios actuales de la soja no mejoran dejarán de ingresar 950 M/u$s en el segundo semestre del añoUruguay habilita un subsidio ambiental de 16.000 dólares para que los tambos realicen obras de gestión de efluentesParecidas pero diferentes: en el último año se duplicó la brecha de precios de exportación de la cebada cervecera versus la forrajeraDe nada: súper ventas de soja estadounidense a China promovidas por la ineficiencia sudamericanaMendoza: la cosecha mecánica de uvas llegó para quedarse Se acabó el subsidio maicero: en noviembre se necesitaría un precio de leche de 2,70 $/litro para compensar la suba del valor del cerealAutoridades del organismo que reemplazó a la Oncca avisa a tamberos que no vendan en negro para evitar “ser sorprendidos ante una eventual clausura”Alerta comercial para lácteos, cebollas y manzanas: el gobierno brasileño decidió profundizar la devaluación del realPara seguir de cerca: operadores especulativos apuestan fuerte al fracaso de la cosecha de maíz estadounidensePaciencia hasta 2015: en el mercado internacional se está incubando una recuperación de los precios de los granos Macri apoyó la flexibilización del Mercosur emprendida por Uruguay: “China presentó hace seis años la posibilidad de firmar un TLC y aún no se le ha respondido”El jueves ingresará un intenso frente frío sobre el centro del país: alerta de tormentas fuertes con posible caída de granizoArgentina: comienzan a evaluar la emisión de gases de efecto invernadero del campo para el nuevo informe mundial de Cambio ClimáticoEl gobierno aprovechó la debilidad de las economías regionales para intentar perjudicar a Coninagro: nuevo capítulo del “plan venganza”Alerta: mañana se prevén tormentas fuertes sobre el centro-norte de Santa Fe y Entre RíosEn lo que va del año las exportaciones argentinas de leche en polvo cayeron 22% por el cepo lácteo de la UcesciEn el último año el precio de exportación de la leche en polvo argentina subió un 25% por la sequía neocelandesaEl miércoles regresan las lluvias sobre la región pampeanaEl gobierno presenta en sociedad el proyecto para hacer obligatoria la registración de todas las compras de granos: división en la cadena comercialEl tiempo inestable volverá el sábado sobre algunos sectores de la región núcleo pampeanaPollos: el consumidor argentino paga más que el comprador extranjeroValor desagregado: el gobierno promueve la exportación de aceite de soja porque genera mayor recaudación que el biodieselRegistro récord de exportaciones de biodiesel: la industria teme que sea intervenida por Guillermo MorenoSalió el nuevo precio oficial del biodiesel destinado al cupo interno: una carta de defunción para las Pymes argentinasOtra víctima de los inconvenientes climáticos: la mayor parte de la cosecha argentina de garbanzo tiene una calidad regular