Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

El problema del biodiesel argentino comenzó con YPF: ahora la petrolera estatal es parte de la solución

Las causas del bloque comercial europeo.
El problema del biodiesel argentino comenzó con YPF: ahora la petrolera estatal es parte de la solución

No tiene sentido perder energías en algo que no tiene retorno: el biodiesel argentino quedó afuera del mercado europeo. Lo fundamental es entender cómo se llegó a esa situación y –más importante aún– qué podemos hacer para evitar que el daño se magnifique.

Todo comenzó en mayo de 2012 cuando los legisladores oficialistas (Frente para la Victoria + aliados) junto con sus pares de la UCR, Frente Amplio Progresista y Coalición Cívica aprobaron un proyecto –elaborado por el kirchnerismo– que dispuso la expropiación del 51% de las acciones de YPF en manos de la compañía española Repsol (que aún no cobró la indemnización correspondiente).

Los funcionarios kirchneristas que autorizaron la expropiación de YPF pensaron que la compañía sería una nueva fuente de recursos frescos. Pero se equivocaron: la ahora empresa petrolera estatal consumía mucho más dólares de los que generaba. Más que una solución terminó siendo un lastre.

Había entonces que buscar muletas para YPF. La primera medida tomada en ese sentido fue intervenir el mercado de biodiesel para abaratar el costo de producción local de gasoil vía subsidios indirectos proveniente del sector agroindustrial. Los ideólogos de esa movida se focalizaron tanto en los números de YPF que ni siquiera vieron que la intervención se llevaba puesto a todas las Pymes regionales elaboradoras de biodiesel.

La segunda muleta consistió en autorizar la importación de gasoil libre de la carga del 41% de impuestos específicos, los cuales, si bien no se pagan al traer el combustible, se trasladan al precio final pagado por los consumidores (lo que maximiza de manera descomunal la renta de las petroleras pero agrava la brutal sangría de divisas que está registrando la economía local).

En tales circunstancias, aunque parezca paradójico, es mucho más conveniente para las petroleras importar gasoil que incrementar el uso interno de biodiesel producido en el país para conservar la cada vez menor reserva local de divisas.

Mientras los responsables de la política económica hacían lo imposible por mejorar los números de YPF –más allá del impacto negativo que tales decisiones tuviesen en otros sectores productivos– en Europa comenzaba a gestarse el bloqueo comercial que se efectivizará de manera definitiva hacia fines de este año.

Luego de la expropiación de YPF las autoridades del gobierno español juraron venganza. Durante el año pasado hicieron varios intentos para devolver el golpe. Pero todos resultaron fallidos. Finalmente este año consiguieron el apoyo del gobierno central europeo para bloquear el ingreso de biodiesel argentino (dando curso a un histórico reclamo de los fabricantes de biodiesel europeos, los cuales, si bien son ultra ineficientes, surgieron a partir de incentivos oficiales comunitarios).

Cuando el misil europeo partió con destino al mercado argentino, los representantes de la industria local de biodiesel advirtieron que había que emprender –con urgencia– una política destinada a maximizar el uso interno del biocombustible. Teníamos la ventaja de tener el diagnóstico por anticipado y podíamos amortiguar el impacto de la enfermedad. Pero nadie los escuchó.

De hecho, en lugar de incrementar el uso interno de biodiesel, el gobierno lo redujo para alinearse con el reclamo de las filiales locales de compañías automotrices internacionales (que son deficitarias seriales de divisas).

La contracara del desastre ocurrido en el biodiesel es el empuje enorme que está registrando la industria local del etanol. La diferencia entre ambas realidades es que en el primer caso hubo muchas personas –con intereses contrapuestos producto de visiones diferentes– metiendo mano en el marco regulatorio del sector, mientras que en el etanol existe un solo actor (la Secretaría de Energía) cumpliendo ese rol.

Si en la Argentina hubiese un equipo económico profesional trabajando de manera coordinada, estaría más que claro que la industria del biodiesel es parte de la solución del problema. Y no un problema más entre todos los problemas que tenemos.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Buena noticia: se recupera el precio de exportación de la leche en polvo argentina de la mano de alza del petróleoYa se cubrió un tercio del cupo de exportación de harina de trigo: los precios aumentaron más de un 40% en el último añoReciprocidad total: Europa comenzó a reactivar el trámite de acceso a la cuota feedlotera con la promesa de pago de indemnización a RepsolOperadores especulativos refuerzan apuestas bajistas en soja ante la consolidación del bloqueo chino contra el poroto estadounidenseEl viernes regresan las tormentas sobre el norte de la zona pampeana: no se prevén lluvias importantes en el surSuman castigos para desincentivar el comercio de semilla ilegal: los infractores deberán hacerse cargo de todos los costos de las partidas intervenidasBitácora de cuarentena: ¿Para qué sirve el Ipcva en la pandemia?Obstinados: los operadores especulativos siguen apostando por un mercado bajista para la sojaBronca en el agro contra Infobae por un artículo que asegura que “los productores de soja acumulan 9000 M/u$s en los silobolsas”Se declaró el primer embarque uruguayo de leche en polvo a Venezuela en el marco del nuevo acuerdo bilateral con sobreprecio del 45%Trigo en riesgo: se espera el ingreso de un nuevo frente frío en el sur bonaerenseEl consumo de vino por parte de los argentinos viene cayendo a un promedio anual del 2,8%: igual Dujovne quiere que tomen menosCorrientes Macondo: inauguran un frigorífico recuperado por pequeños supermercadistas chinos del Conurbano bonaerenseTerminó el paro agropecuario: pero los problemas siguenSe disparó el precio de exportación de la arveja: en el último año subió un 90%Bajante histórica: resolvieron en tiempo récord una nueva varadura de un buque en el ParanáNo hay mal que por bien no venga: otra manera de analizar la situación del maíz tempranoEl gobierno argentino intentará replicar la política agroenergética brasileña: 25% de corte con etanol para posteriormente habilitar autos flex fuelGracias a la súper base de datos del SISA el Inase detectó más de 800 productores que usaron semilla ilegalProtocolo oficial: ¿Cómo debe actuarse ante la aparición de un caso sospechoso de Covid-19 en un tambo?Texto completo del nuevo convenio colectivo de AtilraArgentina va camino a un nuevo desastre triguero: los precios del cereal 2015/16 siguen de ofertaEn el último bimestre la exportación argentina de biodiesel alcanzó un récord histórico: la mayor parte de los envíos se destinan a EE.UU.Brasil se quedó sin maíz luego de una furia exportadora: los productores que aún tienen cereal pueden venderlo a 230 u$s/toneladaFijaron los valores de los subsidios forestales correspondientes a plantaciones de 2018 con un ajuste de hasta el 49%Trump anunció que aplicará una nueva tanda de aranceles adicionales contra China: prometió que con lo recaudado realizará compras estatales para sostener precios internos agrícolasEl proyecto oficialista de reforma de la Ley de Semillas establece la posibilidad de cobrar regalías por el uso propio sin ninguna restricción temporalEE.UU. confirmó el bloqueo al ingreso de biodiesel argentino: se prevé un crecimiento descomunal del déficit comercial